Los mitos sexuales son unos de los temas que más llaman la atención, el sexo todavía sigue siendo tabú en pleno siglo XXI.

A falta de información sexual muchos seguimos repitiendo los cuentos del abuelo que reinaron durante todo el siglo pasado. Algunos investigadores se dieron a la tarea de recopilarlos para desmentir y ratificar -científicamente -aquellos tips que hemos escuchado de amigos y personas cercanas.

Los psiquiatras Aaron Carroll y Rachel Vreeman fueron los encargados de confirmar o desmentir los mitos sexuales más populares en su obra Don’t Put That In There que puedes revisar aquí.

Los mitos sexuales del siglo pasado que todavía se comentan

La sexo adelgaza

A menos que sea la única actividad que realices durante muchas horas todos los días, si verás bajar tu peso, al menos la balanza no subirá. Lo que sí subirá son tus niveles de oxitocina y prolactina, hormonas responsables del buen humor, la risa, además de proteger tu corazón de enfermedades futuras, lo que no está comprobado es que lo protega de ciertos renacuajos.

El promedio de una relación sexual son entre 8 a 15 minutos, una persona en buen estado físico podrá quemar un poco más de 85 kcal. una cifra insuficiente para llegar a la cantidad de ejercicio diario recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

Ciertamente el sexo no es un factor determinante para bajar de peso pero si -más importante aún -para ser feliz.


Mantener El Peso Ideal; Único y Verdadero Secreto


Los afrodisíacos

Indudablemente existen algunos alimentos capaces de crear una sensación de bienestar y relajación que propiciarían una actividad sexual.

Alimentos como el chocolate -entre más puro, mejor -tienen propiedades capaces de estimular una relación sexual. Esto se debe a que la droga del amor -como se le conoce -contiene feniletilamina, un químico que libera el cerebro cuando estamos enamorados.

Estudios publicados en el Journal of Sex Medicine, concluyeron que a más chocolate, mejor vida sexual. A algunos otros alimentos se les atribuyen propiedades afrodisíacas pero en la mayoría de los casos se trata de un efecto placebo.


Beneficios Del Chocolate Para El Cuerpo Y Alma


Tomar píldoras anticonceptivas engorda

La difusión de este mito se debe a que cuando se crearon las primeras píldoras anticonceptivas, los niveles de hormonas eran tan altos que provocaban una leve subida de peso.

Actualmente eso ha cambiado, diversos estudios han comprobado que no existe una relación directa entre la obesidad y el consumo de pastillas anticonceptivas.

Lo que ocurre es que algunas mujeres cuando empiezan a tomar la pastilla por primera vez retienen líquidos que produce un aumento de 500gr aproximado que deberían desaparecer después de dos meses si cumplen con una dieta y un estilo de vida sano.

Recuerda, para lucir bell@s, debemos estar saludables. 

Lee también

 

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas