Tener un mal día le pasa a cualquiera, y aunque en ocasiones las cosas no salen según lo planeado… ¡no desesperes!

La mayoría de las veces la percepción de un mal día es cuestión de actitud. Reprobar un examen o tener un día difícil en el trabajo, justo cuando el periodo menstrual hace estragos con nuestras hormonas, parece una situación familiar.

Lo importante es tener las herramientas necesarias para mejorar lo que parece ser un día terrible e interminable.

Vida Moderna tiene para ti 4 sencillas formas de mejorar un mal día

  • Piénsalo: es temporalmal día

Antes que todo debes interiorizar el pensamiento de que el incómodo, triste, terrible o mal momento será temporal. Una Vida Moderna está llena de miles de cosas por hacer y si algo sale mal, enfócate en la próxima oportunidad para mejorar el resultado.

Si el daño ya está hecho entonces intenta controlar el estado de ansiedad haciendo ejercicios de respiración. Respirar profundo es una de las técnicas más efectivas de combatir el estrés rápidamente.

Una respiración profunda reduce el ritmo cardíaco y la presión sanguínea. Como consecuencia nuestro estado de ánimo cambiará poco a poco hasta que podemos ver la situación de una forma más optimista.


Decorar la oficina… ¿Aumenta la productividad?


  • Afloja y déjalo ir

Existe una enorme diferencia entre perseverar y la necedad. Lo primero es mantenerse firmes para alcanzar un objetivo,  mientras que caer en la necedad es cometer los mismos errores sin intentar cambiar un poco la estrategia.

Evalúa cual es tu caso porque es posible que sólo tengas que ver las cosas desde otra perspectiva. Respira un poco, si no funciona es posible que el estrés te esté nublando la razón.

Cuando estamos cargados de energías negativas nuestro cuerpo suele estar tenso debido al mal momento. Prueba la técnica de ir tensando el cuerpo en general y luego aflojarlo poco a poco. Es como respirar, pero en vez de utilizar los pulmones, utilizarás cada músculo de tu cuerpo. Deja que la respiración sea quien ponga el ritmo.


Tres ejercicios para tener unos glúteos que roben miradas


  • Entiende tus hormonas

Este paso es súper importante. Nuestro estado de ánimo es como el cauce de un río: dependerá de la cantidad de hormonas y en qué proporción estén en nuestro organismo.

Si el cortisol -hormona del estrés -esta muy presente en el torrente sanguíneo es indiscutible que el mal humor, la ansiedad y la tristeza serán las que gobiernen nuestro día. Por ello es de vital importancia saber la forma de bajar los niveles de cortisol en la sangre.

Escucha música con ritmos lentos. Si tu estado de ánimo no es el más optimista de todos combátelo desde las hormonas. Come algo delicioso y bajo en calorías, como un snack, busca a tu pareja y anímate a tener sexo o realiza cualquier hobby acompañándolo con una buena lista de tus canciones favoritas. Lo que sea, con tal de crear sensación de placer en tu cuerpo.


Beneficios del chocolate para el cuerpo y el alma


  • Desahógate

mujer-corriendoEl mal día no tiene que llegar hasta la cama. Todo lo contrario, trata de ir a dormir con una actitud positiva para que puedas afrontar el nuevo día con el espíritu de un campeón.

Escribir las malas experiencias del día es una buena idea. El hecho de plasmar por medio de la escritura lo que te ha pasado sirve para sentir que estás dejando atrás la carga negativa que tiene tus ánimos por el suelo.

Otra forma es realizar cualquier actividad física, como el ejercicio, que te permita drenar el mal día que has tenido. Otra opción es conversar con alguien de confianza o con un completo desconocido, luego de conversar mirarás todo con otra óptica, sin contar con que puedas obtener un buen consejo como extra.

Recuerda que para lucir bellas, debemos estar saludables.


Lee también:

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas