5 cambios reales que adoptar el Día de la Tierra para mitigar el cambio climático en cuarentena

El confinamiento que se está experimentando a causa de la crisis
sanitaria del COVID-19 ha causado que los niveles de contaminación del
aire y las emisiones de gases de efecto invernadero registren una
reducción histórica en varios de los países más afectados.

Esto reafirma que el profundo impacto que los humanos tienen en el medio ambiente puede revertirse, y que las medidas sostenibles pueden hacer una gran diferencia a corto y largo plazo.

En la medida que los mayores agentes de contaminación ambiental han estado inoperantes y los niveles de polución bajan drásticamente, se han visto reaparecer paisajes que se creían extintos, como la cordillera del Himalaya, que se ha vuelto a mostrar claramente en el horizonte del norte de la India, después de más de tres décadas.

thais-lopez-vogel
Thais López Vogel co-fundadora y administradora de la Fundación VoLo

Nuevas mediciones satelitales de la NASA muestran que en el noreste de los Estados Unidos los niveles de dióxido de nitrógeno en la atmósfera han caído alrededor del 30%.

En el sur de la Florida, medios locales están reportado sobre la claridad del mar y que, por primera vez, se divisaron dos pequeños peces sierra en peligro de extinción
nadando uno al lado del otro en la Bahía de Biscayne.

Este 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra y por tal motivo, Thais López Vogel co-fundadora y administradora de la Fundación VoLo [7] con sede en Florida, ofrece cinco recomendaciones fáciles de seguir para ayudar a proteger el planeta de las amenazas que a diario se le impone, ofreciendo una oportunidad para aquellos que, al finalizar esta cuarentena, deseen seguir un nuevo estilo de vida
sostenible:

Limite el uso de combustibles fósiles

Como el petróleo, el carbono y el gas natural, y reemplácelos con fuentes de energía renovables y más limpias.

Considere cambiar sus enseres eléctricos por unos que ahorren energía de forma eficiente, como son los calentadores de agua solares, termostatos programables, luces fluorescentes compactas y los sensores de movimiento.

Conduzca menos. Deje el coche en casa siempre que pueda y camine o ande en bicicleta. Los servicios públicos o privados de transporte también son una buena opción para limitar su huella ambiental.

Apoye la economía local.

Opte por consumir productos cultivados y fabricados localmente. Estos disminuyen la generación de carbono al acortar la distancia de transportación.

Compre y consuma únicamente lo que necesita, ya que el desperdicio de alimentos crea otra fuente de gases de efecto invernadero.

 Reduzca el consumo de carnes

Considere no consumir carne al menos un día de la semana. Esto contribuirá al descenso de los gases de efecto invernadero y a la reducción de la desforestación, debido a la tala de arboles en los bosques para dar paso a la soja que alimenta al ganado.

Reduzca el uso de plásticos de un solo uso

Incluyendo bolsas de supermercado, sorbetos, vasos, utensilios y botellas de agua. Compre utensilios de madera, bambú o acero inoxidable y llévelos en su bolso o maletín y utilícelos cuando vaya a comer fuera de su hogar. 

Cuando vaya de compras, evite empacar sus frutas y vegetales en bolsas plásticas, colóquelos en una bolsa reusable dentro de su carrito de compras. Considere usar un vaso reusable cuando consuma café fuera de casa.

Vote en favor del planeta

A medida que nos acercamos a las elecciones de 2020, averigüe las posturas de los candidatos sobre el calentamiento global y el cambio climático. Debemos abogar por un
futuro que detenga las consecuencias más graves de la crisis climática.

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!