Es obvio, si quieres prevenir una cruda, resaca, guayabo o hangover, no tomes alcohol. Pero… aquí tienes 5 técnicas comprobadas para prevenir la resaca.

Porque cuando pueden más las ganas de salir de fiesta con tus amigos a tomar unos buenos tragos, lo que leerás a continuación te puede servir, y ¡mucho!

Los siguientes son cinco trucos recomendados por médicos y expertos, que se han dedicado a tratar o estudiar los efectos que produce el alcohol en el cuerpo humano y que te ayudarán a minimizar los dolores de cabeza, las náuseas, los vómitos (¿no te ha pasado? hmmmm, a nosotros tampoco), y el consecuente malestar que deja haberla pasado bomba la noche anterior.

1. Date una mega-dosis de antioxidantes. Ten siempre en tu nevera jugos naturales ricos en antioxidantes como el pomegranate o el acai, y toma un par durante las dos horas antes de tener el primer trago en la mano. Jason Burke, un médico anestesiólogo y dueño de Hangover Heaven, una clínica en Las Vegas que aplica tratamientos vía intravenosa para curar la resaca a domicilio, asegura que el gran problema de tomar mucho alcohol es la inflamación y el gasto extra de antioxidantes que el cuerpo debe hacer para procesar el alcohol, y no la deshidratación.

2. No cuentes calorías aunque sea por esa ocasión. La resaca -y lo dura que pueda ser- se produce por varios factores, entre ellos la cantidad de alcohol que tomas y la forma en que tu cuerpo metaboliza el alcohol. Elizabeth Kovacs, quien es directora del Centro de Estudios del Alcohol de la Universidad de Loyola, en Estados Unidos, asegura que consumir carbohidratos y proteínas antes de tomar alcohol. Las enzimas de estos nutrientes, que se encuentran por ejemplo en  buen filete de carne, se encargarán de mejorar el proceso y minimizar el efecto emborrachecedor del alcohol, y por consiguiente la horrible resaca del día siguiente. Por cierto, el desayuno del día siguiente debe ser rico en proteína, así que piensa en preparar un gran omelete. Verás que te recuperas rapidamente.

3. Escoge tragos claros en vez de oscuros y no mezclesSucede que los licores ultra claros como el vodka o la buena ginebra son sometidos a vigorosos procesos de purificación, lo que remueve aquellas toxinas e impurezas que normalmente son las principales culpables de ocasionar los horribles síntomas de la resaca del día después. No pongas atención a las críticas de tus amigos envidiosos que no soportan que pidas un trago más caro que el de ellos… Vale la pena cuidar del cuerpo, aún cuando se consume alcohol.

4. Dí sí a las bebidas como el Gatorade. No es broma. Salir de tragos significa también ir mil veces al baño. Esto sucede porque el alcohol funciona como diurético; evita que que los riñones reabsorban el agua y eliminando por la orina electrolitos. Aunque el agua normal siempre ayuda, el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos explica que tomar Gatorade entre tragos, antes de ir a dormir y/o al momento de despertar, puede ayudar a mitigar los síntomas de la resaca. Nota importante: no tomes demasiado Gatorade o agua antes de ir a dormir porque sólo lograrás que tengas que levantarte al baño varias veces interrumpiendo tu sueño, así que no descansarás lo suficiente. 

5. Toma un par de pastillas de Ibuprofen antes de dormir.  Las medicinas como Advil o Aleve atacan directamente la inflamación ocasionada por el trago. Eso sí, siempre debes evitar medicamentos que contengan acetaminofén, como la aspirina, ya que está puede provocar daños severos al riñón cuando se combinan con el alcohol.

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas