madre primeriza

9 cosas que haces (sin intención) y le amargan la vida a una madre primeriza

Es un hecho que los bebés no llegan al mundo con manual de uso, y cuando se trata de una madre primeriza el desconcierto puede ser aún mayor. Aquí unos cuantos tips para no agobiar a la nueva mamá.




Los primeros días de una madre primeriza pueden ser realmente aterradores.


El fenómeno de las Fit Moms: embarazadas, musculosas y ¿saludables?


La multitud de familiares y amigos ansiosos por conocer al recién llegado, brindar consejo y prestar su ayuda, sumado a todas esas nuevas sensaciones que la nueva mamá está experimentando pueden ser abrumadoras.

madre primeriza

A muchas parejas recién estrenadas como padres les cuesta trabajo poner límites a la hora de las visitas, y eso hay que entenderlo. Como “visitantes” es importante tener en cuenta y respetar los deseos de los padres.

Debes entender que están cansados y desorientados y que, en casos, en nuestro afán de brindarles un buen consejo terminamos confundiéndolos terriblemente.


Famosas que han posado desnudas estando embarazadas


Así que si de verdad quieres ayudar a esa mamá primeriza en tu entorno presta atención a los siguientes tips:

    1. Hazla reír: La nueva mamá seguramente está abrumada con todo un espectro de sentimientos totalmente nuevos para ella. La risa siempre es buena, es curativa y le dará una inyección de confianza muy necesaria.
    2. Evita las proyecciones: Los consejos de crianza a largo plazo no son buena idea en los primeros días que los problemas son más inmediatos.
    3. Ofrécele apoyo: Una mamá primeriza a veces lo único que necesita es conversar. No contribuyas con el ruido de fondo, mejor escuchala.
    4. No seas una carga: Siempre que llegas de visita a una casa, lo habitual es que te ofrezcan algo de comer o beber; mejor no seas un motivo de distracción del bebé y en su lugar llega con algo para comer, siempre será un buen detalle.
    5. Anunciate antes de hacer una visita: Cuando hay un bebé recién nacido en casa, normalmente están ocurriendo muchas cosas y los nuevos padres suelen estar agobiados. Por ello es importante anunciar cualquier visita y no hacer sentir mal a la nueva mamá si sus tiempos no coinciden con los tuyos.
    6. Evita emitir juicios: Si eres una mamá experimentada quizás te parezca que la mamá primeriza no lo está haciendo bien porque hace las cosas como las harías tú. Ten en cuenta que el hecho de que lo haga “diferente” no quiere decir que lo esté haciendo “mal” necesariamente. 
    7. Guarda tus consejos para cuando sean requeridos: Cuando un bebé llega a una familia enseguida se organiza una orquesta de opinólogos con las mejores intenciones, pero tantos consejos no solicitados pueden convertirse en ruido y confusión para la nueva mamá. Mejor espera que ella te pida un consejo puntual y respondele de la mejor manera.
    8. Dale espacio: Toda nueva mamá recién salida del hospital realmente anhela un poco de tiempo para sí misma. ¡Ten en cuenta que esta es su oportunidad de estar realmente sola en nueve meses! Así que una buena idea es ofrecerte a vigilar al bebé mientras toma una ducha o ayudarla a refrescar su esmalte de uñas.

>

10. Nunca le digas “te lo dije”: Los pequeños errores de padres primerizos son habituales y normalmente no tienen consecuencias, así que no es el momento para usar esta odiosa frase. Cada mamá va aprendiendo a ser madre poco a poco en su propio camino.

madre primeriza

Esperamos que estos consejos te ayuden a canalizar tus buenas intenciones en algo productivo en un momento tan precioso e íntimo, como lo son esos días como madre primeriza.

0 Comentarios

Contact

Vida Moderna

Miami - FI

pilar@vidamoderna.com