Alejandra Guzmán narra cómo enfrenta la etapa más dura de su vida: “Estoy en medio de dos grandes amores”

Alejandra Guzmán

Alejandra Guzmán manifestó que está viviendo una de las etapas más complicadas de su vida.

Cuando parecía que sus diferencias con su hija Frida Sofía quedarían en el pasado, todo se agravó mucho más.

La joven acusó a su abuelo de manosearla cuando era pequeña. Dichas acusaciones no fueron respaldadas por su madre, quien al contrario, defendió a Enrique Guzmán.

Con respecto a esta penosa situación, la intérprete de Yo te esperaba se sinceró ante las cámaras del programa Ventaneando.

Alejandra Guzmán confesó que actualmente está recibiendo ayuda de un terapeuta y además está medicada con antidepresivos. 

“Estoy haciendo diferentes meditaciones que han ayudado muchísimo a enfocarme. Estoy con una terapeuta que se llama Lucy Romero, me dio antidepresivo porque lo necesito, pero estoy vertiendo todo mi ser en el arte. He estado escribiendo, pintando y hace mucho no pintaba”, comentó. 

Asimismo, mencionó que está asistiendo a clases de meditación con el especialista Jody Spencer. 

Seguidamente, la artista indicó que ha decidido estar tranquila con ella misma y dejar todo en manos de Dios. 

“Yo he decidido estar en paz conmigo misma y dejarle las cosas con las que no puedo a Dios. Salir adelante, salir a cantar, hacer una catarsis de todo lo que tiene mi corazón y mi alma. De todo lo que me ha dolido hasta el fondo de mi corazón, no ha sido fácil, pero estoy tranquila porque sé la verdad”, agregó. 

Notablemente conmovida, Guzmán reconoció que lo que enfrenta ahora es la prueba más dura de su vida. 

“Es muy difícil porque estoy en medio de dos grandes amores míos de mi vida y al final creo que esto se va a resolver porque sé quién soy realmente”, sostuvo. 

Alejandra Guzmán y Frida Sofía

Por último, Alejandra señaló que su hija siempre estará presente en sus pensamientos y oraciones. Sin embargo, su padre tiene todo el derecho a defenderse.