La cantante tendrá que volver al quirófano para seguir contrarrestando las secuelas de una cirugía plástica que casi acaba con su vida en 2009.

Querer tener glúteos perfectos le costó sumamente caro a Alejandra Guzmán, la cantante ha sido una víctima de la búsqueda de la perfección y en 2009 estuvo a punto de perder la vida tras un acto negligente durante una cirugía plástica.

Ahora ‘La Reina de Corazones’ vive con un implante de titanio en su cadera y aún sufre las secuelas de aquella terrible decisión. De hecho, se conoció que recientemente hizo un alto a su gira para volver al quirófano.

‘La Guzmán’ lleva más de 22 operaciones 

La Guzmán prepara un tributo a lo mejor del rock en español

Aunque la cantante ha pasado por el quirófano al menos 22 veces, tendrá que volver una vez más para tratar los dolores y contracciones que la han hecho sufrir durante los últimos años.

A través de un comunicado de presa la Dra. María Elena Sandoval detalló todo acerca de la intervención a la que se someterá Alejandra, el próximo 24 de abril.

“Se le practicará tratamiento quirúrgico para descomprimir patología de compresión radicular en la región lumbar”, expresó.

La intérprete de ‘Mala Hierba’ ha demostrado ser toda una guerrera 

Alejandra GuzmánAlejandra Guzmán fue inyectada con una sustancia tóxica en 2009. Para la fecha ella buscaba aumentar sus glúteos y en cambio solo obtuvo una terrible pesadilla que la hizo caminar entre la vida y la muerte.

La cantante ha tenido que ser intervenida en innumerables ocasiones para poder remover los restos del producto que le inyectaron y ha logrado salir triunfante de cada una de ellas.

Además, su médico explicó que después de su nueva operación deberá guardar un reposo de por los menos dos semanas.

“Tendrá cuidados postoperatorios hasta el 15 de mayo de 2019, lo que le impedirá cumplir con sus compromisos”, añadió.

Más sobre Alejandra Guzmán:

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!