Alfonso Herrera revela quién decidió poner fin a RBD

RBD, Alfonso Herrera

Alfonso Herrera, Anahí, Dulce María, Christopher Uckermann, Maite Perroni y Christian Chávez tuvieron que tomar la decisión de seguir o no en la agrupación una vez que su contrato terminó en 2008.

Han tenido que pasar 10 años para uno de los integrantes RBD revelara quién habría sido la oveja negra del grupo que decidió no seguir en la banda rompiendo el corazón de millones de fans del exitoso grupo juvenil.

Se trata de Alfonso Herrera, quien confesó en una reciente entrevista detalles de su vida y los proyectos que le han permitido consolidar una exitosa carrera como actor desde que interpretó a Miguel Arango en la telenovela mexicana.

“Poncho”, como es conocido el mexicano, confesó que tras terminarse el contrato con la banda en 2008 tuvo una reunión con sus compañeros y los ejecutivos de Televisa para decidir el futuro de RBD. “El contrato se acababa en 2008 y en 2008 nosotros teníamos que decidir si eso continuaba o eso no continuaba. Y pues yo quería hacer otro tipo de cosas, quería actuar, que es algo que a mí me gusta”, dijo.

Alfonso explicó que sus razones para no seguir obedecían a su deseo de seguir haciendo lo que toda la vida le ha apasionado. “Y cuando yo expuse mi punto ante los ejecutivos de Televisa, ante Pedro Damián [productor del grupo] y ante mis compañeros fue como [sonido] porque el show no es mexicano, es una franquicia que se compró de un show en Argentina entonces si eso continuaba había que comprarle derechos otra vez a los argentinos y pues yo decidí que ‘gracias, pero no’”, confesó.

Con la decisión de Alfonso de no continuar, el resto de los integrantes respetaron un acuerdo previo que establecía que si uno de ellos decidía dejar RBD, la agrupación dejaría de existir. “Eso se respetó afortunadamente” agregó. “Y bueno Christopher también quería hacer otro tipo de cosas y Maite ya estaba haciendo otros proyectos mientras nos íbamos de gira. Como que cada quien ya estaba empezando a agarrar su camino”, comentó.