El corrector de ojeras es un básico en el maquillaje de cualquier mujer y más importante es saber aplicarlo correctamente para que puedas obtener el mejor look natural y prolijo.

Una de las maravillas del corrector de ojeras es que te ayudará a ocultar esas pequeñas sombras oscuras que te hacen lucir realmente agotada, pero debes aplicarlo de una manera correcta y en la medida exacta para que el resultado sea lo más perfecto posible.

Además, te recomendamos que antes de apoyarte única y exclusivamente en el maquillaje, mejor visites nuestros tips para que mejores y actives la circulación sanguínea te sus ojeras, solo debes hacer click aquí y verás que no te arrepentirás.

Por otra parte, uno de los principales problemas a los que se enfrentan las mujeres cuando se maquillan es que el acabado no sea duradero, un exceso de maquillaje o sencillamente no saber aplicarlo, es por ello que aquí te daremos algunos trucos para que te olvides de esos problemas que suelen llegar con el corrector.

Usa un primer

El primer se puso muy de moda en los últimos años gracias a su mágica función antes del maquillaje, su objetivo es que puedas fijar e intensificar los productos que apliques en tu piel.

Utiliza un eyeshadow primer que no contenga brillos sobre tu corrector de ojeras, verás como en el transcurso del día las sombras oscuras quedarán ocultas bajo tu maquillaje.

Se cautelosa con las cantidades

Menos es más y eso también aplica muy bien para el maquillaje. Recuerda que los excesos siempre se verán antiestéticos y lograrán un efecto totalmente diferente al que buscas, es por ello que a la hora de aplicar tu corrector procura hacerlo en la medida justa.

Cuando lo haces en exceso ocasionas que tu piel se reseque y que además luzca como si literalmente tuvieras un parche de pintura debajo de tus ojos, arruinando el aspecto natural que tanto deseas.

Por ello, te recomiendo que simplemente dibujes una ‘V’ debajo del ojo y luego con ayuda de tus dedos distribuyas el producto, esa pequeña aplicación será más que suficiente.

Adiós a las brochas

Aunque desde hace un tiempo se dice que la brocha es ideal para distribuir a la perfección el corrector de ojeras, te aseguramos que es simplemente un mito.

De hecho, resulta mucho más efectivo que distribuyas el producto con la mano, porque cuando entra en contacto con la piel de tus dedos tu calor corporal hará que se absorba mejor.

El toque final

Para que el acabado se prolijo, tienes que sellar el producto con algún polvo suelto o compacto, esto lo que hará que te despidas del exceso de brillo en la zona y que el producto dure por muchas más horas.


Más trucos de maquillaje:



Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas