Terminaron los días en que visitabas el baño y justo al terminar los deberes… ¡sorpresa! se acabó el papel higiénico.


Los japones encontraron la solución a este problema creando un inodoro capaz de dejarte tan limpio como llegaste.

Se tratan de dos tipos, unos creado por la empresa japonesa TOTO y los fabricados por  Lixil, otra empresa nipona.

  • ¿Cómo funcionan?

El inodoro funciona con un control remoto con el cual podrás controlar los modos de limpieza que necesites ejecutar.

Sobre lo incómodo que puede resultar que un brazo mecánico se acerque a tus partes íntimas el Director de Toto para Europa, Floyd Case, dijo a la BBC dice que no hay nada que temer.

La versión NeoRest 750 de TOTO posee un sensor que detecta al usuario acercarse “notas que el asiento está caliente, lo cual es agradable, y que el desodorante funciona, por lo que huele bien”, dice Case.

El control remoto posee dos tipos de lavados: trasero o frontal, este último también recibe el nombre de ‘lavado para mujeres’ explica.

La varilla de robot sale entonces de su cámara cerrada y libera un espray de “unas 70 gotitas de agua por segundo”.

“Puedes ajustar su posición, la intensidad del agua y, por supuesto, la temperatura. También hay una función de secado para disparar agua caliente”, dice Case.

El inodoro es muy higiénico debido a que puede electrolizar el agua con el fin de crear una solución ligeramente ácida para matar las bacterias.

toto-washlet

Cuando el usuario se levante el inodoro bajará la tapa automáticamente con el fin de activar la función de luces ultravioletas para cualquier cosa biodegradable gracias a la ‘superficie fotocatalítica’ que recubre la cerámica.

Esto es posible si adquieres el inodoro WASHLET integrado ya que la compañía también ofrece el asiento para instalar en el retrete tradicional.

El precio de los inodoros supera los $10.000 dólares pero en Estados Unidos se comercializan versiones Washlet que rondan entre $600 y $3.300 según la página de TOTO USA

  • Es el turno del Satis G-Type de Lixil

Este inodoro ultramoderno cumple con las mismas especificaciones que el anterior aunque prefiere llamar al brazo robótico que rocía agua en las partes íntimas como pulverizador.

Esta empresa dio un paso más allá y convirtió la experiencia de llevar el smartphone al baño en algo realmente útil gracias a la tecnología Bluethooh.

bluetooth-satis-toilet-hack-640x352-700x325

El Satis G-Type se desprende de los controles ubicados al lado del inodoro que caraterizan a la competencia y creo una app capaz de controlar todas las funciones del retrete.

Con el smartphone el usuario será capaz de halar la cadena, seleccionar la música que quiere escuchar y  los modos de limpieza después de utilizar el inodoro, como se muestra en el siguiente video.

Ambas empresas quieren llevar la función del inodoro más allá de un simple escape para nuestros residuos.

“Pasarán de ser simples recipientes que eliminan residuos a dispositivos médicos inteligentes que recogen datos sobre la salud y nos sincronizan con nuestros médicos”.

¿Cuán lejos queda ese futuro? Según Floyd Case, Toto ya lo está haciendo.



“Hemos vendido miles de retretes en hospitales en Japón que te lavan y te secan, pero también te pesan y analizan tu orina”, explica.

Con el tiempo, asegura, los inodoros domésticos harán eso también, cargando los datos en tu teléfono inteligente.

Pero no quieren lanzar esta tecnología al mercado antes de que los consumidores estén preparados.


Lee más:

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas