En la prueba de manejo del Híbrido de Ford, los ingenieros de la marca comprobaron que este revolucionario automóvil no sucumbe ante la oscuridad.

En vías de desarrollar el vehículo más autónomo posible, Ford, realizó una prueba de manejo con su modelo Ford Fusion Hybrid en una de las condiciones más difíciles dentro del mundo del automóvil: la oscuridad absoluta de la noche.

La prueba fue hecha con los faros absolutamente apagados en las solitarias carreteras del desierto de Arizona, para así enfrentar el peor nivel de oscuridad posible y comprobar cómo reaccionaría la máquina ante esta condición que, históricamente, ha sido causante de terribles desenlaces sobre el asfalto.

¿El resultado?, MUY esperanzador, ya que los sensores LiDAR de Ford permiten abrir un precedente en el mundo del auto inteligente debido a que no requieren de cámaras o iluminación alguna para detectar con precisión cuál es el terreno a seguir.

Aunque lo idóneo sería contar con todos los sensores (radares, cámaras y LiDAR), el tercero ya demostró que no necesita respaldo alguno para llevarnos sanos y salvos a un punto en particular, sean cuales sean las condiciones de la vía.

Con este avance, muchas vidas estarían siendo protegidas de los clásicos accidentes automovilísticos en medio de la noche que, solo en Estados Unidos, de acuerto a la NHTSA son el mayor causante de accidentes entre los ocupantes de vehículos.

“Gracias a los LiDAR, los vehículos de pruebas no dependen de que brille el sol o de que las cámaras detecten las líneas blancas pintadas sobre el asfalto”, declaró Jim McBride, Jefe Técnico de Vehículos Autónomos de Ford. “De hecho, los sensores LiDAR permiten a los coches autónomos circular en la oscuridad igual de bien que lo hacen de día”.


Más: Dale Una Probada Al Nuevo Jaguar F Con Michelle Rodríguez


¿Cómo logra esto el Ford Fusion Hybrid?

Para navegar a través de la penumbra, los autos autónomos de la compañía utilizan mapas en 3D de alta calidad en conjunto con la información de la carretera, sus señales, la geografía, topografía y puntos de referencia como construcciones y vegetación.

Adicionalmente, más datos provenientes de radares se reúnen con la capacidad de LiDAR para precisar la capacidad completa de lectura del camino.

Y para las pruebas en el desierto, los ingenieros equiparon al auto con lentes de visión nocturna y lo supervisaron por dentro y por fuera. Con la visión nocturna pudieron ver el desempeño de LiDAR para así perfeccionarlo de cara a una versión más completa, a pesar de haber tenido una prueba muy satisfactoria.

LiDAR, el lector de superficies, lanza 2.8 millones de pulsos laser a su alrededor para percibir qué le rodea.

“Dentro del auto, podía notar cómo se movía, pero cuando miraba por la ventana, solo veía oscuridad”, explicó Wayne Williams, ingeniero e investigador de Ford. “Desde el asiento trasero del coche, seguía la progresión del coche en tiempo real utilizando monitorización por computadora. Se mantuvo en todo momento en su carril circulando por esas sinuosas carreteras”.

Después de más de una década de estudios, la empresa se ha propuesto desarrollar máquinas automotoras que cumplan con el nivel de 4 SAE International. Éste protocolo se resume en desarrollar autos que no requieran de la intervención del consumidor en el manejo del auto.

Y para 2016, Ford triplica su flota de vehículos autónomos para pruebas, teniendo un total actual de 30 unidades del Fusion Hybrid cuatro puertas para realizar pruebas en carreteras de California, Arizona y Michigan.

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas