La avena es unos de los cereales más completos, rico en vitaminas, minerales y fibra, contiene propiedades que la convierten en el ingrediente principal en muchos tratamientos de belleza y salud hoy día.


Ahora te explicaremos cómo aprovechar al máximo las cualidades de la avena para tener un rostro saludable:

Avena con yogurt y miel, exfoliante:Avena

Ideal para eliminar los puntos negros y las impurezas de la piel fácil y sin dolor, mezcla una taza de yogurt natural, sin azúcar ni colorantes, dos cucharadas de avena y una de miel, aplícala en tu piel masajeando con movimientos circulares para remover las células muertas y cualquier impureza de tu rostro, luego espera unos 15 minutos, remover con agua tibia y jabón, puedes aplicarla hasta dos veces por semana.

Avena y limón, aclarante:

Avena

Excelente para eliminar manchas en la piel por el sol o el acné, mezcla el jugo de un limón recién exprimido con la avena hasta crear una mezcla pastosa, aplícala con cuidado en tu rostro, deja actuar por 20 minutos y remueve con abundante agua y jabón, recomendamos hacerlo dos veces por semana y durante la noche, evitando el contacto con el sol luego de usar la mascarilla.

Avena con leche, hidratante:

Avena

Mezcla media taza de leche y dos cucharadas de avena hasta que espese, lava tu cara con abundante agua y jabón y aplica la mascarilla durante 20 minutos, repite dos veces por semanas y en poco tiempo verás excelentes resultados, además esta mascarilla sirve para combatir el acné gracias a las propiedades exfoliantes que tiene la avena y las cualidades astringentes de la leche.

Avena y soya, anti-brillo:

avena

Perfecta para eliminar el exceso de grasa o brillo, ya que la soya tiene la capacidad de controlar el brillo en la piel, para prepararlo solo mezcla una taza de avena con aceite de soya hasta crear una pasta espesa, úntala en tu rostro por 15 minutos y remueve con agua tibia, puedes aplicarla de dos a tres veces por semana para mejores resultados.

Avena, miel y limón, suavizante:

avena

Ideal para la piel reseca o con poco brillo, para prepararla solo necesitas una cucharada de miel natural, el juego de un limón, tritura bien los granos de avena y mézclalos bien hasta que espese, aplícala de 15 a 20 minutos, remueve con agua tibia y jabón, si lo deseas puedes completar con una crema hidratante.

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas