Censuran a Bad Bunny y a Farruko en República Dominicana por “vulgares”

Farruko y Bad Bunny

Actualizado el lunes, 25 junio, 2018

Las autoridades de República Dominicana tomaron la decisión de prohibir la difusión de algunos temas de Bad Bunny y Farruko en la radio y televisión, debido a que tienen contenido al que calificaron como “vulgar”.

¡Esta noticia le gustará a Alek Syntek! Y es que las autoridades de República Dominicana informaron esta semana, que iban a prohibir la difusión de algunos de los temas de los reggaetoneros Bad Bunny y Farruko.

Las canciones de los artistas no podrán ser reproducidas ni en la radio ni en la televisión, debido a su contenido “vulgar”, érotico y obsceno.

Según informó el presidente de la Comisión de Espectáculos Públicos, J. M. Hidalgo a través de un comunicado, son ocho las canciones que no podrán ser reproducidas, entre ellas se encuentran: ‘Estamos Clear’ de Miky Woodz y Bad Bunny o ‘Quiero Hablarte’ de Bryant Myers, este último por el alto contenido sexual de su letra, el cual no es acto para los más pequeños.



Otro de los temas satanizados es, ‘Lo Que Diga Yo’ de El Alfa junto a Bad Bunny, Miky Woodz, Jon Z y Farruko, el cual según el presidente de la Comisión de Espectáculos posee un video que hace “una apología al narcotráfico”.

Hidalgo declaró que: “El alto contenido sexual, obsceno, la incitación a la muerte, suicidio y uso de sustancias prohibidas están siendo utilizadas de manera desconsiderada”, por los artistas más populares del momento.

Además, el hombre inició una campaña en su país para erradicar las letras obscenas del género urbano y en los subgéneros como: el trap, el hip hop y el reggaetón.



Sin embargo, la prohibición de los temas excluye las presentaciones en vivo, por lo que los músicos podrán interpretarlos durante sus conciertos y complacer a sus fanáticos.

Hidalgo ha dado un gran paso en la lucha que tienen algunos sectores para regular el uso de ciertos términos dentro de la música urbana, la cual se ha popularizado cada vez más en los últimos años y está llegando con más frecuencia al público infantil.