El sexo ayuda significativamente en diferentes aspectos de tu vida, por ello están contraindicados los largos períodos de abstinencia, los cuales a la larga traen consigo más problemas que soluciones.

Aunque la vida de nadie debería girar alrededor del sexo, este también es de suma importancia para mantener en orden ciertos factores del organismo, los cuales se alteran significativamente durante largos períodos de abstinencia.

El cuerpo humano comienza a cambiar después de una semana sin mantener relaciones sexuales, cambios que van tomando fuerza cuando la abstinencia es mucho mayor.

Según un informe publicado en Medical Daily, la ausencia de sexo se refleja en grandes niveles de estrés, autoestima baja, afecta el nivel inmunológico e inclusive disminuye la cantidad de erecciones en los hombres.

El estrés consume tus días

Cuando reduces la frecuencia en las relaciones sexuales, aumenta los niveles de estrés debido a que durante el acto sexual el cuerpo no solo es capaz de relajarse sino que también libera un grupo de hormonas como endorfinas y oxitocina, que se encargan de mantenerte calmado.

Es por eso que cuando decides dejar de tener relaciones sexuales, todo se vuelve más tenso, a menos que uses la terapia entre el pene y la vagina, la cual mejora el rendimiento físico y mental.

Autoestima por el suelo

La disminución de las relaciones sexuales produce de inmediato un efecto negativo en el cerebro, en donde la persona que ha dejado de tener intimidad comienza a sentirse mucho menos deseada y atractiva.

Además, el estudio explica que el semen contiene algunas hormonas en su interior, tales como: la testosterona, estrógenos y prolactina, que son las encargadas de equilibrar las emociones a nivel hormonal.

Sistema inmunológico bajo

El sistema inmunológico no quedará a salvo de la abstención, de hecho notarás como algunos virus comenzarán a afectarte de una forma más frecuente, los resfriados estarán a la vuelta de la esquina.

Mantener relaciones sexuales logra que produzcas antígenos, los cuales son intercambiados a través de los fluidos de la pareja durante el coito y también en la saliva.

Los antígenos te blindarán del resfriado común, además cuando tienes relaciones sexuales con frecuencia tienes más inmunoglobulina en la sangre.

Disfunción eréctil

En un estudio realizado por American Journal of Medicine, se determinó que los hombres que mantenían relaciones sexuales por lo menos una vez a la semana, tenían menos probabilidades de sufrir difusión eréctil en un futuro.

Sin embargo, cuando la frecuencia sexual es baja, la historia es muy diferente y las probabilidades de que el ‘amiguito’ no funcione correctamente.

El cerebro disminuye algunas funciones

Cuando se disminuye el sexo también se ve afectado el cerebro, ya que durante el acto se pueden segregar una gran cantidad de hormonas, las cuales son esenciales para mantener un buen estado de ánimo, tomar decisiones y tener una memoria óptima.

Durante el acto sexual el cuerpo libera dopamina, el cual es un neurotransmisor que ayuda a mejorar la atención, controlar los impulsos y motivar el efecto de recompensa.

Otra de suma importancia es la oxitocina, anteriormente mencionada y conocida como la hormona del amor, pero también es la encargada de crear lazos afectivos y sociales, los cuales influyen directamente en la excitación y en la percepción de la pareja.

En conclusión, con tener relaciones sexuales una vez a la semana el cuerpo tiene menos probabilidades de sufrir depresión y enfermedades a corto y largo plazo.

Entonces, ¿cuánto sexo necesita una mujer para mantenerse saludable?

Ni mucho, ni poco, en realidad lo que los sexólogos recomiendan es que sea el suficiente como para mantener el fuego de la relación de pareja activo. Esto se aplica para parejas estables como a personas solteras. La clave está en la calidad del sexo y no en la cantidad.

¿Cuántas veces se puede tener relaciones sexuales en una noche?

Los científicos han encontrado que la libido de una persona está condicionada por factores tanto ambientales, psicológicos y genéticos.

En algún momento de la vida todos hemos experimentado una noche completa de lujuria, sin embargo poner un número como respuesta a la interrogante va a depender del deseo de cada quien y el contexto en el que se encuentre.


Relacionado:


Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas