Así como la grafología deja ver la personalidad a través de la escritura, existen otras formas de dar a conocer al mundo nuestros rasgos. Una de ellas son las tan conocidas “selfies”


Dicen que “una imagen vale más que mil palabras”, y tan popular expresión se pone en evidencia al subir no una, ni dos, sino múltiples imágenes en Instagram, la red social por excelencia que captura los momentos más especiales y divertidos por medio de fotografías. Sin embargo, son las selfies o autorretratos las favoritas por su aparente simplicidad, ya que pueden ser tomadas en tan solo segundos con un teléfono inteligente o con la web cam.


Las 10 fotos con más likes en Instagram de 2017


Pero, detrás de cada selfie hay mucho más que la recordación de un instante especial, tampoco se trata de posar por posar, así no más. De acuerdo con una investigación realizada por la Universidad de Toronto, y publicada en Social Psychological and Personality Science, los autorretratos pueden revelar más de lo que se piensa. Descúbrelo:

  • Sobrevaloración excesiva

Aquellos que han hecho habitual las selfies en su vida se les considera bastante narcisistas y vanidosos al tener una percepción sobrevalorada de su atractivo físico. Aparentemente, no hay una pelea interna de autoestima, al contrario, se gustan tal y como son, pero sienten que deben demostrárselo al mundo con cada imagen.

  • Compulsión y autoafirmación

Según el estudio psicológico, una selfie puede constituir un mecanismo de autoafirmación, lejana a un «Ay, pero… ¡Qué bella soy!» Como tal, la exposición en exceso de la vida privada revela soledad y baja autoestima, pero sobre todo una necesidad desmedida por aprobación social.


Casi se mata buscando las fotos perfectas para Instagram


  • Mecanismo de construcción de identidad

Por algo existen más jóvenes que se toman este tipo de fotografías, según revela el informe. Lo mismo ocurre con las mujeres, pues necesitan constantemente recibir validación y retroalimentación de su físico.

  • Forma de seducción

Muchas son las mujeres que han recurrido a las redes sociales para seducir sacando la lengua, mandando besos, alzando una ceja para parecer más interesantes, colocando la famosa duck face o trompa de pato, o la popular boca de pez.


Descubre cómo Instagram te permitirá republicar fotos


  • Forma de psicopatía

Lejos de ser algo divertido o simplemente vanidoso, el estudio también arroja que una selfie estaría asociada a un trastorno antisocial de la personalidad. Quienes aparentan estar felices con ellos mismos realmente esconden a través de una imagen un cuadro depresivo y diversos complejos de inferioridad.




Esto es lo que dicen las selfies de tu personalidad, ahora descubre lo que dicen sobre ti cualquier fotografía que subes a tu Instagram, entrando en el siguiente enlace.

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas