El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dejó por sentado que su gobierno no pagará la seguridad del príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle.

A través de su cuenta en Twitter, el primer mandatario indicó: «Se informó de que Enrique y Meghan, que abandonaron el Reino (Unido), residirían permanentemente en Canadá. Ahora han dejado Canadá para venir a EEUU. Sin embargo, EEUU no pagará su protección de seguridad. ¡Deben pagar!”.

Este post viene después de que varios medios internacionales informaron que la pareja había cambiado su residencia para vivir en Los Ángeles, California.

Según reseñó la revista People, el nieto de la Reina Isabel II y su familia se mudaron antes de lo previsto para evitar el cierre de las fronteras.

Desde su renuncia a la realeza, estaban viviendo en Vancouver, Canadá, pero mudarse a Estados Unidos es un plan que tenían en mente desde hace meses.

Se habían dado cuenta de que Canadá no iba a funcionar por varias razones y quieren tener Los Ángeles como base. Es donde está su nuevo equipo de agentes y relaciones públicas de Hollywood. Meghan tiene muchos amigos allí y, por supuesto, a su madre Doria”, dijo un informante al citado medio.

Se dice que mientras vivieron en Canadá la Corona Británica pagó todos sus gastos, incluso, se especula que el gobierno de Justin Trudeau asumió algunos de ellos.

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!