Viajar es uno de los grandes placeres de la vida, y a veces las personas quieren que cada detalle capturado de sus vacaciones sea perfecto, lo malo es que muchas veces los sitios turísticos emblemáticos están tan abarrotados que una selfie perfecta incluye luchar por ella.

En este caso, el escenario fue la Fontana de Trevi, en Roma, Italia. Allí dos turistas, una joven holandesa de 19 años y una mujer de 44 años italoamericana, iniciaron una disputa física por conseguir el mejor ángulo para una selfie en la concurrida fuente.

El asunto lejos de quedar en unos empujones, se convirtió en una lucha familiar, pues los integrantes de ambos bandos armaron una revuelta por defenderse, algunos salieron heridos y si no es por la intervención de la policía el asunto se hubiese extendido.

En la pelea, estuvieron incluidas también tres niñas menores de edad, situación que alarmó a las autoridades italianas, pues no es la primera vez que sucede algo de este tipo.

Según los reportes policiales, los involucrados fueron detenidos y se presentarán cargos por violencia y amenazas.

Las luchas por una selfie han sido tan recurrentes que al parecer las autoridades italianas evalúan prohibir realizar fotografías en la Fontana de Trevi y otros sitios turísticos de la ciudad.


Relacionados:



Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas