El chip se coloca debajo de la piel y es capaz de medir la cantidad de alcohol que llevas en tu organismo durante una noche de copas.

La ciencia no deja de sorprender y dar soluciones prácticas a las personas en todos los aspectos de una vida moderna. En este caso un grupo de científicos de la Universidad de San Diego están dando los últimos detalles al primer biochip inyectable capaz de medir la concentración de la sangre en un individuo en tiempo real.

Se trata de un pequeño dispositivo que va insertado debajo de la piel y que envía una señal inalámbrica a un dispositivo portatil como un smartwatch o un parche.

El objetivo de este invento es controlar a las personas con problemas de adicción al alcohol y otras drogas, según comparte The Drinks Business.

«El objetivo final de este trabajo es desarrollar un dispositivo de control de alcohol y drogas rutinario y discreto para pacientes en programas de tratamiento de abuso de sustancias», dijo Drew Hall, profesor de ingeniería eléctrica en la Escuela de Ingeniería UC Jacobs, quien dirige el proyecto.Biochip control de alcohol

Este biochip le dirá a la policía si realmente puedes manejar sin tener que hacer malabares.

Este biochip permitirá a la policía conocer en tiempo real qué tan borracho está una persona sin necesidad de realizar las molestas pruebas de rutina como caminar en una línea o soplar el alcoholímetro.

«Un pequeño sensor inyectable, que se puede administrar en una clínica sin cirugía, podría facilitar que los pacientes sigan un curso de monitorización prescrito durante largos períodos de tiempo», agregó Hall.

Aquellos que deseen saber el momento justo de parar la bebida en una noche de copas también podrán hacer uso del chip y poner un límite más exacto que les permita regresar seguros a sus casas.



El dispositivo contiene un sensor que mide los cambios en generados por una enzima que interactúa con el alcohol que circula en la sangre. Esta medición se transmite a un reloj inteligente o widget que a su vez alimenta con energía el chip para asegurar su funcionamiento.

Por el momento ya se presentó la patente y los ingenieros han podido probar el chip en cerdos. Hasta el momento solo funciona para medir el alcohol, sin embargo ya se están realizando pruebas para medir otro tipo de sustancias.

«Esta es una tecnología de plataforma de prueba de concepto. Hemos demostrado que este chip puede funcionar para el alcohol, pero prevemos crear otros que puedan detectar diferentes sustancias de abuso e inyectar un cóctel personalizado de ellos en un paciente para proporcionar un seguimiento médico personalizado a largo plazo «, dijo Hall.

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!