Durante la masacre murieron nueve personas, tres mujeres y seis niños, los mismos eran parte de una familia de mormones que vivían entre México y Estados Unidos.

Esta semana el mundo se vistió de luto tras la masacre de México, en la cual murieron nueve integrantes de la familia estadounidense LeBarón, tres mujeres y seis niños.

La familia LeBarón era parte de una comunidad mormona, la cual fijo sus bases entre los estados de Chihuahua y Sonora, pero constantemente realizaban viajes a Estados Unidos.

La masacre de México inició como una emboscada

Las tres mujeres viajaban cada una en una camioneta, mismas en donde se trasladaban con 14 niños, justo cuando fueron emboscadas por un grupo comando, mismo que obedece a los carteles que tienen controlada la zona.

La primera de las camionetas fue incinerada, en ella viajaba una de las mujeres y sus hijos, las siguientes fueron atacadas con múltiples disparos, los cuales resultaron mortales para los pasajeros que viajaban en ellas.

Rhonita Maria Miller, Howard, Krystal, Titus y Tiana Miller

Se trataba de una joven de 30 años de edad, Rhonita tenía siete pequeñines, dos de ellos unos hermosos gemelos. Además, era prima del Julián LeBarón.

El pasado lunes 4 de noviembre se encontraba viajando con sus hijos Howard Jacob Miller (12 años), Krystal Bellaine Miller (diez años) y los gemelos Titus Alvin Miller y Tiana Gricel Miller (ocho meses).

La familia Salió de Sonora a Chihuahua en una camioneta, la misma fue atacada por los antisociales a disparos y después fue calcinada en los límites de los dos estados.

Según Julián LeBarón, algunos miembros de su familia se encontraban con vida cuando la camioneta fue incendiada.

Christina Marie Langford Johnson

Pocos días antes de su cumpleaños número 30, Christina se convirtió en otra de las víctimas de la masacre, ella viajaba con su bebita de siete meses de vida.

Se conoció que ella logró esconder a su hija en el suelo de la camioneta, se bajó del vehículo y pidió clemencia por los niños. Sin embargo, recibió un disparo en la frente y en el pecho.

Dawna Ray Langford, Trevor Harvey y Rogan Jay Langford

Dawna era la mayor de las tres mujeres, ella viajaba con siete de sus hijos, también bajó del vehículo y su destino fue el mismo que el de Christina. Mientras que sus hijos, Trevor de 11 años de edad y Rogan de 2, murieron a causa de las ráfagas.

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas