Marjorie de Sousa vuelve a estar en el ojo del huracán y no por el ataque de su excuñada Patricia Ramosco, sino por estar en medio de un evento que terminó en sangre tras armarse una trifulca con su presencia.

Marjorie de Sousa se ha convertido en el centro de los medios de comunicación mexicanos desde su tormentosa separación de Julián Gil y toda la guerra legal que ambos han protagonizado por su hijo Matías, ahora la venezolana se encuentra involucrada en un lamentable hecho de violencia.

Esta semana la protagonista de ‘Al Otro Lado del Muro’ estuvo en un evento en la capital mexiana, en donde los medios de comunicación presentes la abordaron para conocer su opinión sobre la llegada de la hermana de Julián Gil a la ciudad para pelear en el caso del pequeño Matías.

Sin embargo, el acercamiento de la prensa terminó en una terrible trifulca, en la cual los periodistas terminaron siendo agredidos, de hecho uno de ellos salió ensangrentado del lugar.

La “trifulca” comenzó cuando el equipo de seguridad que acompañaba a la actriz abrió unas sombrillas, todo con el fin de apartar a los comunicadores de Marjorie y así esta no tuviera que lidiar con las preguntas acerca de Matías.

En medio de todo quedó la actriz quien finalmente fue resguardada de los empujones y gritos que se armaron con su llegada, de hecho muchos de los periodistas se quejaron por el descontrol que ocurrió en el lugar.

Sin embargo, Marjorie si tuvo tiempo de responder la pregunta acerca de su excuñada Patricia Ramosco, quien recientemente aseguró que la venezolana no era más que una “pobre infeliz”, mientras la llamó “cínica y mentirosa”, por supuestamente negarle a Gil la posibilidad de ver a su hijo Matías.

“Nadie le está impidiendo nada a nadie. El juez tiene todas las pruebas”, dijo la artista según indica una publicación del diario ‘El Nuevo Herald’.


Relacionado:


Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas