De película, Chloe Green y Jeremy Meeks escriben un nuevo capítulo en la historia del ex convicto, quien pasó de estar en la cárcel a integrar una de las familias más adineradas del mundo de la moda.

«La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida», así puede resumirse la historia de amor que une a Chloe Green, heredera del imperio Topshop y el ex delincuente Jeremy Meeks, famoso por establecer una carrera como modelo después de que su foto tras las rejas se hiciera viral en 2014.

En 2012 Marc Anthony sorprendió al verse al lado de una joven de 21 años. Se trataba de la hija del millonario Phillip Green, quien no vería con buenos ojos que un latino de 43 años saliera con su hija y heredera de su enorme fortuna.

Para el magnate las cosas no podrían salir peor ya que 6 años después un ex delincuente se aseguraría ser uno más de la familia al conquistar el corazón de Chloe además de embarazarla.

El romance se dio a conocer por unas fotografías que los paparazzi lograron captar de la pareja muy acaramelada paseando en un yate mientras el ex convicto, llamado «Hot Felon», aún seguía casado de su primera esposa, con quien tiene un hijo.

Si alguien pensó que Marc Anthony era un mal partido para la multimillonaria, ya podemos adivinar lo que pensará la familia de la heredera del imperio Topshop sobre el ‘bad boy’ que en dos años pasó de estar encerrado en una cárcel a embarazar a una de las multimillonarias más jóvenes del mundo de la moda.

Thank you my love for making this an amazing Birthday I can’t wait for yours love you

Una publicación compartida por JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) el

Como se vio en la pasada Semana de la Moda de París, Tina, la suegra de Jeremy Meeks parece haber aceptado al novio de su hija como uno más de la familia. ¿Resignación?, el tiempo lo dirá.


Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas