Después del enfrentamiento público con Alejandra Guzmán, Frida Sofía quiere dejar todo atrás e intentar rehacer la relación con la cantante.

Frida Sofía definitivamente sacó la banderita de la paz en el conflicto con su madre. Después de su debut como cantante el pasado fin de semana, la joven elogió el talento de su progenitora, Alejandra Guzmán.

Aunque entre ellas las cosas estuvieron tan difíciles que llegaron incluso a los golpes, la familia y el amor al parecer prevalecerán entre Frida y Alejandra.

Frida Sofía espera poder ser tan talentosa como su mamá

En un show durante la entrega del ‘Balón de Oro’ que recibió muchos comentarios positivos, Frida abrió su camino al mundo de la música, la artista aprovechó para plantear una definitiva reconciliación con la intérprete de ‘Yo Te Esperaba’.

«Lo que más agradezco de mi madre es que es una tremenda artista. Ella es mi ídola como artista, he aprendido tantas cosas de ella que me han servido como persona, como figura pública, como cantante, como todo en sí», reveló ante las cámaras de ‘Suelta La Sopa’, programa transmitido por Telemundo.

Los piropos para su madre comenzaron unos días antes en sus redes sociales, en donde describió a Alejandra como una gran artista y como una mujer espectacular.

«La admiro como Alejandra Guzmán, siempre. Siempre será así… y, te amo ma, love you», agregó la joven cantante.

Del amor al odio hay un paso 

Sin embargo, pocos días antes Frida se olvidaba del amor que siente hacia su progenitora para reaccionar a unas declaraciones de Alejandra, quien afirmó que su hija tenía una conducta agresiva debido a su adicción al alcohol.

“Me muero del coraje, por más fuerte que me haga, me duele, porque no es cierto, no he sido más que buena hija con esta diabla, no se vale y por eso estoy publicando esto, porque no se vale y si le quieren seguir, también le voy a seguir ¿qué ganas?», dijo Frida en su cuenta de Instagram.

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!