Guillermo del Toro: una trayectoria llena de monstruos triunfadores

En su camino al Oscar el director Guillermo del Toro no deja de sorprender a sus fanáticos, su creatividad lo ha llevado a lugares inimaginables y es un gran talento que nunca lo abandona, ni siquiera en las entrevistas más serias.

Con 13 nominaciones Guillermo del Toro se prepara para triunfar en la entrega número 90 de los premios Oscar, su película ‘The Shape of Water’ figura como una de las grandes favoritas de la noche, convirtiéndose así en una nueva hazaña por parte del talentoso mexicano.

Desde muy pequeño el aclamado director de cine ha tenido una cierta fascinación por los monstruos y según un reportaje realizado por la BBC, en más de una ocasión esperó dentro del closet todo pintado con el único fin de asustar a su hermana.

Su idea le valió un estruendoso grito de su hermana Susana del Toro, pero uno aún peor de su madre Guadalupe Gómez, quien no vio con buenos ojos tanta creatividad con el único fin de hacer pasar un mal rato la pequeña.



Esta es una de las tantas anécdotas del cineasta para explicar por qué su inclinación hacia este tipo de figuras fantasiosas, que en él crearon una fascinación tal que tuvo que llevar a muchas de ellas un paso más allá y recrearlas en la vida real.




Aunque muchos consideran que el director es un genio que parió la tierra hispana y es capaz de llevarse las 13 estatuillas consigo, él desde siempre ha dejado claro que el reconocimiento o la fama no son algo importante en su vida.

“Nunca he hecho una película para ganar un Oscar, ser nominado o lograr un éxito de taquilla (…) Siempre hago las películas que quiero hacer por las razones que quiera hacerlas”, aseguró hace dos años el genio a la BBC.



La trayectoria de Guillermo del Toro lo ha llevado por muchos caminos, pero sin dudar existe uno que ha sido infalible para él, los monstruos con quien confesó a la BBC hizo un pacto desde muy pequeño y al parecer le funcionó de maravilla.

El creativo recordó que a muy temprana edad siempre soñó que estaba despierto y en esos momentos era cuando siempre lograba ver a los monstruos, a quienes en un principio le temió, hasta que se dio cuenta que se podían volver sus grandes aliados.

Al final eran tan inofensivos como los que presenta en cada una de sus producciones.