Jorge Salinas vive un completo infierno: “Sólo le pido a Dios que me dejen caminando”

Jorge Salinas

El intérprete de Vicente en “SOS me estoy enamorando”, Jorge Salinas, está viviendo un completo calvario que lo obliga a realizarse una operación cuanto antes.

Si hay un actor que se ha ganado el corazón y respeto de los fans en todo el mundo, ese es sin lugar a dudas Jorge Salinas, ya que tras 30 años de exitosa carrera, aun está demostrando su talento en pantalla.

Pero no todo es felicidad para el actor, ya que en medio de su interpretación de Vicente en “SOS me estoy enamorando”, vive un completo infierno con los fuertes dolores que lo obligan a realizarse una intervención quirúrgica cuanto antes.

“Debo realizarme una cirugía de la columna cuanto antes”, confesó Jorge Salinas durante una entrevista para TVyNovelas, a la vez que añadió que está esperando a culminar las grabaciones del melodrama producido por Lucero Suárez para poder tomarse un tiempo para su salud.

Pero si hay algo que preocupa a todos es saber cómo aguanta para hacer su trabajo mientras está sufriendo en silencio por su enfermedad.

“Ha sido fuerte grabar con dolor, pero tengo que soportar porque si no, la opción es operarme de una vez y no puedo dejar el trabajo botado”, comentó dejando claro que siente que su responsabilidad es cumplir con lo que ya está pautado.

No obstante, enfatizó que tiene mucha fe que todo salga bien y que tras la operación “me deje caminando”.

¿Qué es lo más complicado de interpretar a Vicente en SOS me estoy enamorando? Jorge Salinas cuenta los detalles

Los fans del gran actor aman verlo en cada capítulo del melodrama, sobre todo porque su personaje es una persona invidente, por lo cual requirió que se preparar mucho.

“Interpreto a un personaje emocionalmente complejo. Procuro reflejar en la pantalla a un ser humano que quiere salir adelante con todo y sus limitaciones”, expresó.

Más detalles: SOS, Me estoy enamorando: elenco y personajes de la nueva telenovela de Televisa

Porque aunque Vicente puede llegar a ser muy amargado con todos, en el fondo su corazón es tan grande que no podrá evitar demostrar lo que siente.