El amor no tiene edad según la cultura popular. Y es que mucha gente afirma que, en cuestiones de relaciones, no importa que exista una gran diferencia con el año de nacimiento.

Pero un estudio de la Universidad de Emory en Atlanta, comprobó que existe un número mágico en la diferencia de edad para que una pareja tenga mayores posibilidades de «ser feliz para siempre».

Después de analizar a más de 3,000 personas, encontraron que una pareja con cinco años de diferencia tiene 18% de probabilidad de terminar su relación que una pareja conformada por dos personas de la misma edad; en la medida que la diferencia de edad aumentaba, la misma forma las probabilidades de seguir con la relación se esfumaban. Por ejemplo; una pareja con 10 años de diferencia, tiene 39% de probabilidad de romper, y aquellos con 20 años tienen hasta un 95% de probabilidad de terminar su relación.

edad en el amor

Para los investigadores, un año de diferencia es la diferencia ideal para una pareja que quiere compartir toda su vida unida. Las posibilidades de divorcio o separación son de apenas un 3%.

¿La edad un verdadero impedimento para el amor?

A pesar de que el estudio parece un tanto pesimista para las parejas que no comparten el mismo año de nacimiento, algunos psicólogos han dejado claro las razones por las que muchas personas se involucran sentimentalmente con alguien mayor o menor y, sobre el por qué del fracaso o éxito de estas relaciones.


Dile Adiós Si Quiere Besarte Con Los Ojos Abiertos


edad en el amorEn la mayoría de los casos no es el dinero el factor determinante, tampoco el atractivo físico o el desempeño sexual lo que genera la unión de dos personas con diferencias de edad tan grandes. El psiquiatra Juan Ariel Zuñiga del site Portalcantabria.es señala que la personalidad, sabiduría y el poder que simboliza una persona mayor son los rasgos fundamentales para el amor en una relación.
Zuñiga también advierte sobre las relaciones edípicas, casos de mujeres o hombres que eligen parejas mayores para satisfacer necesidades psicológicas inconclusas.  Básicamente se trata de relaciones paternalistas o maternales que duran máximo 5 años aunque existan algunas excepciones.

Algunas relaciones pueden verse muy beneficiadas por la diferencia de edad, sobretodo, cuando la mujer se encuentra entre los 30 y 40 años y el hombre promedia unos 25. «El hombre tiene su peak a los 18 años y se mantiene de forma intensa hasta los 30, edad en que comienza a decaer gradualmente. La mujer empieza a tener una vida sexual satisfactoria después de que nacen sus hijos, es decir, después de los 30. Se produce una explosión intensa. Después de los 40 tiene un renacer sexual». Concluye el psiquiatra Zuñiga.

También te interesa

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas