La reunión que mantuvo la socialité Kim Kardashian con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca ha rendido frutos, ya que el mandatario otorgó el perdón para Alice Marie Johnson, una bisabuela que pagaba una condena por un delito de drogas.

Alice Marie Johnson, la bisabuela por la que Kim Kardashian viajó hasta la Casa Blanca para reunirse con Donald Trump, fue puesta en libertad esta semana luego de que el mandatario fuera persuadido por la socialité para que otorgara el perdón a la mujer.

Johnson se encuentra sumamente agradecida con Kim a quien espera poder ver en los próximos días, para así poderle agradecer todo el trabajo diplomático y humanitario que realizó para que ella pudiera pasar sus últimos años de vida como una persona libre.

En una entrevista con la cadena televisiva CBS, la bisabuela declaró que su primera reacción fue “brincar y saltar” después de que la socialité la llamó el pasado miércoles para darle la noticia de que sería puesta en libertad, esto después de estar 21 años tras las rejas.



“Fue el momento más increíble, asombroso y abrumador de mi vida”, aseguró Johnson.

Además, ella por ahora solo tiene palabras de agradecimiento y bendiciones para Kim, ya que sin la esposa de Kanye West su sueño de libertad jamás se habría materializado: “Quiero decirle a mi ángel guerrero ‘Gracias por nunca darte por vencida. ¡Lo hiciste!’, nunca me abandonó. Luchó y luchó hasta que fui libre”.



“Eso es algo que me dijo: que no se daría por vencida conmigo. Me gustaría agradecerle y abrazarla”, añadió la anciana.

Aún no hay información sobre cuándo sucederá el encuentro entre Johnson y Kim, pero según la cadena CBS será más pronto de lo imaginado, por ahora la anciana se ha reunido con su familia, algo que no hacía desde hace dos décadas.

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas