Liliana Rodríguez habla sobre las complicaciones que enfrentó después de salir de quirófano

Liliana Rodríguez se sinceró sobre las dificultades que presentó después de someterse a una cirugía bariátrica.

A finales del pasado abril, la hija de “El Puma” Rodríguez y Lila Morillo dio a conocer que se operaría en redes sociales. 

Desde ese entonces, Liliana se había limitado a publicar contenido relacionado a la operación hasta ahora. 

A través de su canal de YouTube, la actriz y cantante posteó un video donde explicó detalladamente todo lo que vivió después de salir de quirófano.

Según lo expuesto, al despertar de la anestesia comenzó a experimentar algunas complicaciones. 

“Pasé seis horas en terapia intensiva, no la pasé bien ahí. Tuve problemas de tensión, se me subió la tensión a niveles críticos. Sentí un fuerte dolor en el pecho que no me permitía respirar, como una puñalada en la boca del estómago y resulta que también me quitaron una hernia hiatal”, comentó. 

La artista destacó que la situación fue realmente angustiante e incluso su madre estaba muy nerviosa.

Más allá de mejorar su cuerpo por estética, Liliana Rodríguez precisó que decidió ponerse la manga gástrica para cuidar su salud.

Reconoce que su “fumadera y bebedera” descontrolada, además de hábitos alimenticios no saludables, provocaron una importante subida de peso.

“Llegó un momento en el que no pude controlar mi peso, empecé a subir, subir y subir en una fumadera y bebedera descontrolada que me llevó a tener problemas de salud livianos con potencial a agravarse. Nunca voy a volver a fumar, me gustaba mucho fumar, pero ya no lo voy a hacer”, sostuvo.