Marjorie de Sousa está dispuesta a seguir el ejemplo de Geraldine Bazán

Después de enfrentarse a duros momentos y protagonizar uno de los escándalos más largos del mundo de la farándula, Marjorie de Sousa siente que es tiempo de seguir adelante sin seguir haciendo de su vida privada un asunto público.

La separación de Marjorie de Sousa y Julián Gil ha sido quizás una de las más problemáticas y escandalosas del último año, ambos han mantenido un pleito legal por varios meses y es su pequeño Matías quien sufre las consecuencias.

Totalmente diferente han actuado otras parejas mediática como es el caso de Geraldine Bazán y Gabriel Soto, que si bien están envueltos en fuertes rumores de infidelidad han decidido hacer las paces y tratar de ser amigos por el bien de sus hijos, además la actriz mexicana ha reiterado en diferentes oportunidades que nunca hablará mal del padre de sus hijas.



Un ejemplo que después de mucho tiempo parece haberle llegado a Marjorie, quien en una entrevista confesó: “Me encuentro tranquila gracias a Dios, con mi hijo que cada día me sorprende. Por cariño y respeto a él ya no ventilaré más de mi vida privada”.

View this post on Instagram

Momentos mágicos…

A post shared by Marjorie De Sousa ? (@marjodsousa) on

Palabras que muestran que quizás el conflicto entre ella y Julián pueda tener un final feliz o por lo menos más satisfactorio para el pequeño Matías, quien con un poco más de un año de vida no ha podido disfrutar del cariño y el tiempo con su papá.



Por otra parte, la actriz venezolana tuvo que salir esta semana a desmentir un supuesto romance con Ricardo Anaya, político mexicano que actualmente es candidato a la presidencia de su país.

“Ante las versiones que circulan en distintos medios de comunicación en las que se me vincula con un personaje de la política mexicana, me permito informarles que se trata de INFORMACIÓN FALSA“, escribió Marjorie y añadió que además no ha tenido la oportunidad de conocer a Ricardo Anaya.