Michelle Obama sufrió un aborto espontáneo

Michelle Obama

Actualizado el lunes, 19 noviembre, 2018

La exprimera dama revela en su próximo libro que tuvo que recurrir a la fecundación in vitro para poder quedar embarazada.

La vida de uno de los matrimonios más simpáticos y poderosos del mundo algunas veces no fue color rosa, así lo explica Michelle Obama en el más reciente libro que sale a la venta este martes 13 de noviembre.

Las confesiones de sus memorias comprenden 426 en donde confiesa varios aspectos de su vida como primera dama, pero también antes de imaginar que algún día viviría en la Casa Blanca.

Una parte importante de sus memorias están dedicada a sus hijas y cómo llegaron al mundo después de experimentar un aborto involuntario y luego se sometió a tratamientos de fecundación in vitro para quedar embarazada de sus dos hijas.

“Me sentí perdida y sola” tras la pérdida del feto, escribe. “Entonces no era consciente de que era algo que sucedía con relativa normalidad, tener un aborto espontáneo”, confesó en una entrevista en Good Morning America que saldrá al aire el próximo domingo.

Aquel triste momento fue lo peor que vivió hace 20 años. “Sentí que había fallado, entonces no sabía que eran tan comunes los abortos espontáneos porque no hablamos de ellos”, confiesa.

Michelle tenía entonces 34 años, tres menos que Barack quien se dedicaba a tiempo completo a su carrera política. “La producción de óvulos es limitada… Me di cuenta de eso cuando tenía 34 y 35 años. Tuvimos que recurrir a la fecundación in vitro“.

La esposa de Barack Obama también dedica unas palabras a Donald Trump, a quien asegura que jamás perdonara.

“Todo aquello [la partida de nacimiento de Obama] fue una locura llena de mala intención, bajo la que había intolerancia, fanatismo y mucha xenofobia escondida”, confesó.

“Todo aquello [la partida de nacimiento de Obama] fue una locura llena de mala intención, bajo la que había intolerancia, fanatismo y mucha xenofobia escondida”, dijo.

“Pero es que, además, era muy peligroso porque estaba dirigido a azuzar el odio de todo tipo de chiflados y locos”, comentó antes de argumentar por qué temió por su seguridad y la de sus hijas.

“¿Qué hubiera pasado si alguien mentalmente no muy estable hubiera conducido hasta Washington con un arma cargada? ¿Qué hubiera sucedido si esa persona hubiera ido directamente a por nuestras hijas?”, se preguntó.

“Donald Trump, con sus vociferantes e insensatas insinuaciones estaba poniendo a mi familia en peligro. Y por eso, nunca le perdonaré”, escribió.


Más sobre famosos