El actor mexicano deberá permanecer bajo arresto domiciliario hasta que se celebre la nueva audiencia de su juicio que quedó fijada para el mes de mayo.

Pablo Lyle salió de la cárcel en la ciudad de Miami, el actor fue amarrado a un grillete electrónico el cual deberá llevar hasta que se celebre la próxima audiencia de su caso. Por ahora, permanecerá bajo arresto domiciliario.

La autoridades estadounidense deberán determinar el grado de culpabilidad del artista en la muerte de Juan Ricardo Hernández. El hombre recibió un golpe por parte de Lyle tras un altercado de tránsito.

Hernández quien era de nacionalidad cubana tenía 63 años y tras la discusión con el actor tuvo que ser hospitalizado.

Sin embargo, el hombre murió el pasado jueves, por lo que Lyle, quien se encontraba en libertad bajo fianza, tuvo que regresar a Estados Unidos y presentarse en el juicio.

Pablo Lyle pagará su condena en un lujoso edificio en Brickell 

Instagram

El artista tuvo que pasar la noche tras las rejas para finalmente ser trasladado a una residencia en Brickell, se estima que será ese el lugar en donde Pablo cumplirá su arresto domiciliario.

Será hasta el 1 de mayo cuando el mexicano conocerá su destino legal. Por ahora, el juez fijó su fianza en $50 mil dólares y le retiró el pasaporte, ya que tiene prohibido abandonar el país hasta que el juicio se de por finalizado.

Pablo Lyle no premeditó la muerte de Hernández 

Juan Ricardo Hernández

Durante la primera audiencia que se llevó a cabo el pasado lunes, la defensa explicó que Lyle actuó en defensa propia y que en ningún momento tuvo “intención de matar a nadie”. Sin embargo, la Fiscalía aún no descarta que se trate de un homicidio en segundo grado.

La Fiscalía solicitó además que la fianza del actor se fijara en $1 millón de dólares.

La riña fue filmada por una cámara de seguridad y se puede ver el momento en el que el actor golpea a Hernández en el rostro y este luego cayó inconsciente. Después de darle el puñetazo al sexagenario Lyle volvió a su vehículo y se marchó.

Horas más tarde el mexicano fue arrestado y puesto en libertad tras cancelar una fianza de $5 mil dólares. Finalmente, acudió ante la juez encargada del caso para pedir permiso de regresar a México, mismo que fue concedido.

La muerte encrudeció la situación legal de Pablo Lyle 

Sin embargo, la muerte repentina de Juan Ricardo Hernández, obligó al actor a regresar a Estados Unidos. El pasado lunes, la misma juez que le concedió el permiso para viajar a México inició su juicio, el cual abandonó pocos minutos después.

«Es una tragedia, una absoluta tragedia; pero el señor Lyle no tuvo intención de matar a nadie. No es un caso de asesinato», expresó ante los medios el abogado del artista.

Más de Pablo Lyle:

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas