Picar cebollas es una buena excusa para ocultar algunas lágrimas de tristezas pero resulta muy incómodo estar preparando una deliciosa cena y tener que llorar cuando cortamos las cebollas, aunque las lágrimas sean de felicidad tampoco es que queramos dañar nuestro maquillaje con tanta facilidad.

Al picar cebollas, nuestros ojos se irritan producto de una sustancia llamada alinasa que se desprende de la cebolla, esta sustancia produce la emisión de una molécula irritante de nombre propanotial que llega a las mucosas. Ya basta de tener que derramar par de lagrimitas siempre que hagamos acto de presencia en la cocina.picar cebollas 1

Trucos para picar cebollas y no llorar en el intento

Contrario a lo que parece, cuando vamos a picar cebollas lo que debemos evitar es que el propanotial llegue a nuestro rostro. Cuando el propanotial llega a las mucosas de la cara, el contacto con el agua produce un ácido responsable de hacernos llorar.

Como la cebolla siempre querrá arruinarnos el maquillaje, lo que podemos hacer es minimizar el efecto de lagrimeo con algunos trucos. picar cebollas


Muapp, La App En La Que Tú Decides Qué Chico Quieres


 

Utiliza un cuchillo bien afilado para que al momento de cortar, la cebolla no suele demasiado propanotial causante de lagrimeo exagerado. Enfriar la cebolla antes de cortarla también minimiza los efectos del acido.

Mantener húmeda la cebolla mientras se corta es válido pero no va desaparecer ese complejo de Lupita Ferrer del todo. Si tienes un plan para la noche que involucra picar cebollas hazlo con anticipación, nada más mata pasión que el maquillaje corrido por unas lágrimas mientras lucimos una sonrisa de enamorada y un gran cuchillo en la mano. ¡Aterrador!

Lee también

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas