People Magazine Tiene Llegada De Teresa Giudice A Su Casa

Actualizado el jueves, 17 marzo, 2016

People Magazine se ha apuntado otra gran exclusiva.

People Magazine Teresa Giudice

La revista anglosajona fue el único medio en acompañar a Teresa Giudice en su regreso a casa, luego de haber pasado nueve meses en la prisión acusada de fraude en bancarrota.

Teresa, la estrella más mediática de las Real House Wives of New Jersey, salió de la prisión federal de Dunbury, en el estado de Connecticut, al rededor de las 5 de la mañana del 23 de diciembre de 2015, para viajar hasta su casa en Montville, New Jersey.

Allí la esperaban su esposo Joe y sus cuatro hijas.

El canal ABC captó su arribo al hogar familiar en una camioneta SUV negra, pero fue People quien obtuvo las imágenes del reencuentro que publicó en su sitio web.

Teresa Giudice fue enviada a prisión para servir 15 meses de sentencia en enero pasado, pero pudo conseguir la liberación temprana por buen comportamiento.

Sin embargo, ella debe pasar las próximas semanas -hasta febrero 5 de 2016- en prisión domiciliaria, con excepción de la noche de navidad que podrá pasar en casa de su hermano Joe, gracias a un permiso legal.

Teresa y su esposo se declararon culpables el año pasado de haber cometido fraude en un proceso de bancarrota, admitiendo haber ocultado activos y haber elaborado reportes de crédito totalmente falsos con miras a obtener unos 5 millones de dólares en hipotecas y préstamos para financiar la compañía constructora de Joe.

Por su parte, Joe Giudice entrará a prisión el próximo mes de marzo para pagar su propia condena de 3 años y medio, gracias a que el juez que llevó su caso tuvo presente el trauma sicológico por el que hubiesen podido atravesar las cuatro hijas de la pareja Gia (14), Gabriella (11), Milania (10), y Audriana (6),  si es que sus dos padres hubiesen entrado a prisión al mismo tiempo.

Joe, quien no es ciudadano americano -sino residente permanente-, podría ser deportado a su natal Italia al final de su condena según dictan las leyes de los Estados Unidos, que expulsan a quienes hayan entrado a prisión y pagado condenas por delitos graves, como el cometido por ellos. Teresa no corre el mismo riesgo, pues ella es ciudadana americana.