Dejar de fumar trae incontables beneficios a la salud, sin embargo, abandonar el vicio puede ser que te traiga unos kilos de más durante algunos meses.

A pesar de que todos conocemos los efectos negativos del tabaco en la salud, muchos se han valido de una excusa para no dejarlo definitivamente: Dejar de fumar engorda.

Diversos estudios han demostrado que dejar el hábito del cigarrillo podría causar una subida de peso de hasta 4 kilos durante los primero cuatro o seis meses, un alza en el peso insignificante comparado con los beneficios a la salud por abandonar el tabaco.

Estas son las razones por las que tu cuerpo gana unos kilitos después de dejar de fumar

  • Cambios en el metabolismo

Cuando dejamos de recibir nicotina y demás sustancias nocivas del cigarro, el cuerpo empieza a cambiar su metabolismo. La temperatura corporal promedio de una persona que fuma es 6% más alta que el resto, esto hace que el metabolismo sea ligeramente más acelerado de lo normal por que el calor estimula la quema de más calorías.

Cuando se deja de fumar el cuerpo no quema la misma cantidad de calorías, lo que a la larga puede causar un aumento de peso que puede controlarse de forma fácil con una alimentación sana y una buena rutina de ejercicios.

  • Aparición de estrés y ansiedad

ansiedad01Muchas personas necesitan fumar para afrontar momentos de ansiedad y estrés, el cigarrillo de alguna forma los ayuda a calmar los nervios.

Una persona que ha dejado de fumar generará más adrenalina en su sangre lo que aumentará la ansiedad causando que aumenten los niveles de cortisol (hormona del estrés) en la sangre.

Como resultado el cuerpo pedirá aumentar los niveles de glucosa en el organismo. Todo este proceso termina en un hambre emocional que hará que subas algunos kilos si no tomas medidas al respecto.


Tips Para Identificar El Hambre Emocional


  • Mejora del sistema digestivo

Con las sustancias nocivas del cigarro fuera de tu cuerpo, el proceso digestivo mejorará drásticamente. Los jugos gástricos funcionarán de manera más eficiente lo que provocará una absorción más eficaz de los alimentos.

Esto no tiene nada de malo pero por buenas y obvias razones, el metabolismo al volverse más lento y el sistema digestivo aprovechando mejor todos los alimentos es posible que algunos kilos empiecen a aparecer con las semanas.

  • Degustar mejor las comidas y bebidas

dejar de fumarAl dejar de fumar se recuperan años de vida y con ellos el sentido del olfato y el gusto. Muchos estudios han comprobado que después de abandonar el mal hábito tabaco muchas personas han empezado a disfrutar más de sus alimentos.

El placer que genera degustar mejor las comidas se convierte en una nueva especie de adicción. Los sabores dulces y las comidas altas en calorías son más atractivas al paladar y el olfato. Esto causa un aumento en el peso si la decisión de dejar de fumar no vienen acompañada de una alimentación sana, balanceada y una rutina de ejercicio.

Los estudios han confirmado que después del sexto mes no existe una relación directa  del aumento de peso con el abandono del tabaco. Ten siempre en cuenta que la subida del peso se puede controlar adoptando hábitos de una Vida Moderna, siempre recordamos que para lucir bellas, debemos estar saludables. 

Lee también

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas