viernes, enero 27, 2023
InicioVIDA Y ESTILOSALUDLa niña que siempre tiene hambre debido a un raro síndrome

La niña que siempre tiene hambre debido a un raro síndrome

Fecha de publicación:

- Advertisement -

¿Te imaginas tener hambre las 24 horas del día? Si padeces de éste raro síndrome, nunca podrás saciar las ganas de comer.


- Advertisement -

Megan Adams-Fitzgerald es una pequeña de seis años que tiene un raro síndrome que le hace sentir hambre sin importar cuántas veces llene su estómago con comida.

Según reseña el por portal especializado en salud, medlineplus, lo que padece Megan es un raro síndrome conocido como Prader-Willi, que afecta la parte del cerebro que controla la saciedad y el hambre, por lo que las personas que lo sufren tienden a comer en exceso, teniendo como consecuencia la obesidad.

Anunciar
Megan-Fitzgerald, Hambre
Megan Fitzgerald

El síndrome de Prader-Willi es causado por la carencia de un gen en el cromosoma 15. Normalmente, cada uno de los padres transmite una copia de este cromosoma.


La ciencia lo demuestra: bailar revierte el envejecimiento cerebral


- Advertisement -

Los cambios genéticos ocurren en forma aleatoria. Las personas que tienen este síndrome por lo general no tienen antecedentes familiares de esta afección.

Tracy Fitzgerald es la madre de Megan, y lucha constantemente para que su pequeña coma solo lo necesario, por lo que ha marcado horarios para realizar varias comidas a lo largo del día, pero de manera saludable.

El síndrome que ataca a una de cada 15,000 personas tiene otras afecciones, como discapacidad mental leve y habilidades motoras deficientes. Por estas razones Megan dice pocas palabras, entre las que destacan mamá, papá y los monosílabos ‘sí’ ‘no’.


¿Quieres perder peso? Debes comer chocolate


Megan Fitzgerald meets Elsa from Frozen at Disney World in Florida
Megan y la princesa Elsa de Fronzen.

Las medidas que la familia ha tomado son no mencionar las palabras comida o snack frente a la niña, y algunas veces esconden los alimentos, ya que Tracy confiesa que escuchar esas palabras y no saciar el hambre que le produce le causa estrés y enojo a la pequeña.

Este sindrome no tiene cura, por lo que la mamá de la pequeña recauda fondos para la investigación de medicamentos que suprimen el apetito.

Fitzgerald considera que el tema del hambre es uno de los más difíciles en el PWS, por lo que espera ayudar a quienes ya que han vivido en la pequeña Megan el sufrimiento de nunca ver saciada su hambre.

Últimas historias

Más leídas

Más sobre esto