Nadie es capaz de resistirse a una deliciosa pizza, mucho menos si te digo que esta receta es baja en calorías, ¡una tentación multiplicada por dos! 

Pues hoy en VidaModerna te mostramos como preparar una pizza que podrás comer sin remordimientos, porque además de ser casera, ¡es light!

Los ingredientes podrás sustituirlos por los de tu preferencias (esperamos que tengas en cuenta que es light) y te sorprenderá lo fácil que resultará prepararla.

¡Aquí vamos!

  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Tiempo de cocción: 10 minutos
  • Tiempo total: 30 minutos
  • Rinde: 4 personas

Ingredientes

Para la masa:

  • 750g de harina integral
  • 50g de levadura
  • 4 cdtas de aceite de oliva
  • 2 cdtas de sal
  • 1 cdta de azúcar
  • 750ml de agua

Para la Salsa:

  • 1 lata de salsa tomates deshidratados
  • Orégano
  • 1 cucharadita de Sal
  • 1 cebolla picada
  • 250g de queso mozzarella
  • Verduras de tu preferencia

Pasos para preparar la pizza

Comienza tamizando y mezclando la harina con la sal. En otro envase disuelve la levadura en agua agregándole poco a poco la azúcar dejando reposar la mezcla hasta que observes que salen burbujas. En una superficie plana y limpia coloca la harina formando una rosca, agregando en el centro la levadura y el aceite de oliva. Ve colocando el agua a la harina, mientras amasas hasta que tenga la consistencia deseada. Deja reposar unos minutos. (Para este momento tu masa estará lista solo de aplanarla con el rodillo)

Para la salsa, en un sartén vierte los tomates agregando el orégano, la cebolla y un poco de sal (puedes utilizar una salsa para pizza baja en calorías, si gustas), esperar que tenga consistencia de salsa, esto tardará unos 5 minutos y voilá, ya tienes tu salsa.


Ponte Bella Usando Aceite De Oliva En Tu Rutina Diaria


Para armar tu deliciosa pizza sin remordimientos, toma tu masa (previamente estirada con un rodillo) y distribuye la salsa de tomate alrededor, agrega tus verduras favoritas (berenjenas, calabacín, pimiento, cebolla, aceitunas, champiñones, lo que quieras) y colócale el queso encima.  Hornea a fuego lento hasta que notes que el queso está derretido.

Lo maravilloso de esta receta es que podrás comer sin culpas un platillo que nos gusta tanto, no pierdas la oportunidad de prepararla en casa, sustituye las verduras que desees y mata el antojo sin sacrificar tu figura.

Son perfectas para la cena o cuando tengas una reunión con amigas, anímate a conocer la receta y cuéntanos si tienes algún ingrediente favorito.

¡Buen provecho!

Lee también

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas