Robot sexual

Samantha: la robot sexual que cerrará las piernas si está cansada o la tratas mal

Los creadores del primer robot sexual con inteligencia artificial quieren que los hombres estén obligados a comportarse como unos caballeros si desean tener sexo.

Samantha lleva por nombre la androide capaz de comportarse como una pareja real para hombres que deseen disfrutar de la buena compañía de una robot sexual.

Sergi Santos, inventor de la primera muñeca sexual inteligente ya trabaja en una versión de su creación capaz de negarse a complacer a su dueño si éste la toca con agresividad o sin respeto.


Te interesa: Videntes hacen sus pronósticos para la final del Mundial de Rusia 2018


Samantha estará programada para entrar en un modo ‘poco receptivo’ si se aburre del trato que su dueño le da, una forma según su creador, de rechazar la violencia doméstica y apoyar el movimiento #MeToo.

La muñeca cuenta con sensores en su rostro, manos, pechos y sus genitales, para responder a los estímulos con su ‘pareja’, además de contar con inteligencia artificial para analizar el tono de voz y la fuerza con la que será sujetada por su amante.

Samantha tiene sensores en todo el cuerpo.

Esto asegura que Samantha tenga que ser seducida para acceder a tener relaciones íntimas. Caso contrario, la muñeca le dirá al usuario que siente “dolor de cabeza” o, en el peor de los casos, se apagará a si misma para tomar un descanso si no se siente cómoda con el trato.

Santos ha diseñado una mujer biónica a la medida de su esposa, quien le ha ayudado a darle el ‘código moral’ necesario a Samantha para que se comporte como un mujer real, pero capaz de ser entendida dependiendo de como se programe.

Es justo una de las innovaciones que tiene esta muñeca lo que la diferencia de todas las mujeres, ya que quien sea capaz de pagar los casi $4800 dólares podrá escoger entre sus distintos modos de operación, que se incluyen, “familia”, “romántica”, “sexo” y “extra traviesa”.

“Un hombre quiere sentirse deseado por su mujer. Y si siente que su pareja no disfruta plenamente, acaba aborreciendo el sexo. Así que si tengo una muñeca, nunca me divorciaré por falta de sexo”, declaró el inventor a la cadena Barcroft TV.

Por supuesto que la robot sexual ha generado diversas críticas hacia el creador a quien señalan de haber creado “una extensión de la pornografía y la prostitución” y “una pérdida de dinero que se podría destinar en cosas mejores”, según la profesora Kathleen Richardson, líder de una campaña contra los robots sexuales.


Relacionados:

0 Comentarios
[fbcomments url="http://peadig.com/wordpress-plugins/facebook-comments/" count="off" num="5"]

Contact

Vida Moderna

Miami - FI

pilar@vidamoderna.com

Síguenos en las redes