Ser mamá y tu autoestima después que nace tu bebé

Actualizado el domingo, 5 noviembre, 2017

Ser mamá es un gran cambio en la vida de cualquier mujer y tu autoestima puede verse afectada. Sigue leyendo para que superes los baches en esta etapa.


En la larga historia de la maternidad, nos han acostumbrado a ver el ser mamá con lentes color de rosa, y esto nos ha dejado muchísimos puntos ciegos acerca de lo que pasa tras bambalinas en la crianza de tu bebé, particularmente respecto a lo que pasa con tu autoestima.

Si bien la imagen que tenemos de nosotros mismos, es algo que se construye desde la infancia y va consolidándose a lo largo de la vida, eventos como la maternidad, pueden afectar la autoestima y la autopercepción.ser mamá

Recientemente, un equipo de doctores comenzaron a estudiar la influencia de los cambios físicos y emocionales por los que pasa una mujer durante la etapa postparto. El proyecto, llamado 4th Trimester Project, busca llenar la brecha que existe en el cuidado femenino luego del nacimiento; todo el mundo se preocupa del bebé o de los cuidados médicos, pero la salud emocional de la nueva mamá suele pasarse por alto.


El método científico para que tu bebé deje los pañales antes que puedas siquiera pensarlo


Ser mamá, implica una cantidad de sentimientos encontrados; una mujer puede sentir alegría, orgullo, amor… Pero también miedo, culpa, decepción, preocupación, depresión, competencia y hasta rabia. ¿Cómo lidiar adecuadamente con este explosivo cóctel de emociones?ser mamá

Probablemente la aproximación más acertada sea, dar a luz una nueva identidad de “mamá” al momento de tener a tu bebé. El proceso psicológico de convertirse en madre ha sido ignorado durante un largo tiempo, pues en general nos enfocamos más en las necesidades del bebé que en las de la nueva mamá y esta transición puede ser menos traumática si tomas en cuenta tus emociones para tener un mejor control de tu comportamiento.


30 nombres de bebé de moda en 2017 y ¡varios son unisex!


¿Cómo enfrentar esta etapa y salir airosa?

Si bien, ser mamá es un asunto complicado hay una serie de medidas que puedes tomar para evitar la depresión postparto y disfrutar al máximo de esta etapa.

Comprender que la dinámica familiar y de pareja, van a cambiar:ser mamá

Hazte un favor, entiende que en adelante tendrás que ceder un poco en muchas cosas, adaptarte a nuevas rutinas y alentar a tu pareja a tomar un rol más activo en lo relacionado con la casa. Crear una familia, no es sencillo.

La relación de pareja cambia y es posible que tu satisfacción con respecto a la relación disminuya, por eso es importante cuidar uno del otro, hacer tiempo para cultivar la relación de pareja y procesar juntos todos los cambios que ocurren.

Ocúpate de ti misma:ser mamá

Sí, ahora eres mamá pero no olvides que también eres una persona. Atiende tu imagen, ve retomando tus hábitos o adopta algunos más saludables, sobretodo, date tiempo para ti misma; descansar, arreglarte, retomar tus hobbies, hacer ejercicio, consentirte, compartir con otras personas, todo esto tiene una gran importancia en esta etapa en la que estás construyendo tu nueva identidad.

Muchas alegan no tener tiempo, este es un obstáculo salvable si aprendes a priorizar, las necesidades del bebé son una responsabilidad ineludible pero que puedes compartir con tu pareja; lo mismo las tareas de la casa e incluso en el trabajo puedes delegar o pedir ayuda si sientes que la carga es demasiada. Lo importante es que siempre cuentes con un espacio de tiempo solo para ti.

Pon en remojo los consejos que recibes:ser mamá

Si tomas todas las opiniones que te lloverán durante el embarazo y los primeros meses de vida de tu hijo, esto acabará siendo un desastre para tu autoestima. No te lo tomes personal, no vas a poder cumplirlos todos y pocos serán realmente útiles para ti; aprende a tomar lo que te sirve y dejar ir lo que no.

Finalmente, nunca olvides que eres estupenda, lo estás haciendo bien y necesitas recordártelo cada vez que te sientas decaer. ¡Ánimo, mantén el pensamiento positivo!