El sexo en la tercera edad continúa siendo un tabú y es por eso que la ciencia ha puesto especial interés en estudiar la sexualidad en una etapa donde tarde o temprano todos vamos a llegar.


La razón por la cual se habla poco sobre las relaciones sexuales en las personas de la tercera edad es porque estamos convencidos de que tal cosa no existe entre los abuelitos.

Aunque sea difícil de imaginar, las personas mayores pueden disfrutar del sexo tanto como cualquiera de sus nietos adolescente, al menos esa fue la conclusión de Iris Krasnow, una académica de la Universidad Americana de Washington, en Estados Unidos. Krasnow Asegura que las mujeres mayores de 60 años pueden experimentar el mejor sexo de sus vidas.


La académica entrevistó a 150 mujeres entre los 20 y 90 años sobre sus secretos más íntimos. La investigadora abordó el tema desde varios ángulos, indagando sobre la actividad sexual en diferentes etapas de la vida, después de la universidad, después de la maternidad, después de la menopausia, después de la viudez.

En las sorprendentes y reveladoras entrevistas reveladas en el libro «Sex After…: Women Share How Intimacy Changes as Life Changes», la académica encontró que las mujeres mayores eran más aventuradas y más confiadas en su sexualidad que las jóvenes que están en la etapa del cortejo.


La publicación aclara que existen dos factores fundamentales que hacen que las mujeres disfruten del sexo en la tercera edad.

Sexo en la tercera edad.
Los hombres son más pacientes con la edad.
  • ‘Nido vacío’

Las mujeres que atraviesan por esta etapa son aquellas que ya terminaron de criar a hijos y nietos. Son mujeres con pareja que no están bajo el estrés del cuidado doméstico de niños o adolescentes. Por lo general el ‘nido vacío’ otorga a la pareja adulta la privacidad necesaria para dedicarle al sexo el tiempo necesario sin temor a ser descubiertos o preocupados por hacer ruido.

  • ‘La viuda’.

La mujer que estuvo más de 40 años casada cuya vida sexual se volvió aburrida con los años decide rehacer su vida después de superar la perdida de su esposo. «Ahora esa viuda conoce a otro viudo -jugando al golf o a los naipes- empiezan a abrazarse y acariciarse de maneras que nunca lo hicieron. Eso se convierte en el mejor sexo de sus vidas», expresó la autora.

Los hombres que practica sexo en la tercera edad con una vida sexual activa tienen más riesgos

Sexo en la tercera edad.Con los años la sexualidad en los hombres suele cambiar, para bien y para mal. Desde el punto médico, los hombres que tienen relaciones sexuales una vez a la semana o más, poseen mayores probabilidades de sufrir problemas cardiovasculares como hipertensión, taquicardias o infartos.

En cambio aquellos que no tienen una vida sexual tan activa no sufren esos problemas, tal y como dice la autora líder del estudio, Hui Liu, profesora asociada de sociología de la Universidad Estatal de Michigan. y publicado en el portal American Heart Association.

«Cuando los hombres envejecen, podrían tener dificultades para llegar al orgasmo por motivos médicos o emocionales», anotó, lo que quizá lleve a un esfuerzo excesivo, al agotamiento y al estrés cardiovascular.


Ante las limitaciones obvias producto de la edad y las enfermedades relacionadas al corazón, los hombres mayores incluso se preocupan más por los momentos previos al coito haciendo que tanto la mujer ‘nido vacío’ como ‘la viuda’ disfruten más de la intimidad con la pareja de turno.

Además, el sexo en la tercera edad crea el efecto contrario en las mujeres. En la medida que el momento íntimo se convierta en una rutina placentera las probabilidades de problemas relacionados al corazón disminuye en la mujer.

Aunque el sexo en la tercera edad se vea limitado sin duda está cargado de más amo; para una vida sana que te permita el pleno disfrute de la sexualidad no dudes en leer más artículos para una satisfactoria Vida Moderna.


Lee más:

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas