Según un estudio, la mejor forma de saber si un hombre te ama es estar atenta a qué tan rápido le da sueño después del sexo.

¿Quieres saber si un hombre realmente te ama? Entonces es momento de arrullar sus sueños y darle el beso de buenas noches cada vez que se quede dormido después de tener sexo. Esa es la conclusión del autor John Gray en su libro «Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus».

Según el escritor, las mujeres deben tomar como una señal de amor verdadero que el hombre se quede dormido como un bebé después de una relación sexual. Esto debido que solo un hombre comprometido con su pareja es capaz de sentir satisfacción, confianza y amor después del sexo a tal punto que su cerebro libera distintas hormonas que le producen el sueño.


  • El sexo frecuente te hace más inteligente según la ciencia


¿Pero, qué dice la ciencia respecto a los hombres que se duermen después del sexo?

A pesar de que en la mayoría de los casos la relación sexual se realiza durante las noches cuando el hombre pueda estar cansado de una larga jornada, lo cierto es que solo una pareja enamorada puede sentir la verdadera química del amor, es decir, las distintas hormonas y neurotransmisores que producen la sensación de placer y bienestar después del sexo, tales como:

  • Norepinefrina
  • Serotonina
  • Oxitocina
  • vasopresina
  • Óxido nítrico
  • Prolactina.

Algunas de estas hormonas inducen la sensación del sueño, otras como la oxitocina, llamada hormona del amor, provoca que se genere un vínculo emocional más fuerte que fortalece la confianza en la pareja, lo que en definitiva te hará que lo pienses dos veces antes de enojarte por dormirse, a menos que sea después del primer round.

Otros factores que hacen que el hombre caiga rendido del sueño después de intimar con su pareja:

  • Cansancio
  • Sexo en horas de la noche
  • Sexo en lugares como la cama




¿Y por qué a las mujeres no les da sueño después del sexo?

Al contrario de los hombres, después de una relación sexual las hormonas del amor, especialmente la oxitocina, hace que las mujeres se vuelvan «más sensibles y conversadoras», según el programa de Informes sobre Ciencia, Salud y Medio Ambiente de la Universidad de Nueva York.

Esto es gracias a que luego del orgasmo, ella prefieren aprovechar el tiempo para expresar cariño y afecto. Es por eso que el cuento de hadas suele terminar cuando suenan los primeros ronquidos después del sexo porque pareciera que ellos no están involucrándose en la relación, cuando es todo lo contrario.

La ciencia también confirma que aunque el hombre es capaz de caer en un estado de somnolencia después de cada orgamo, las posibilidades de quedarse dormido después del sexo aumentan en un 400% si logró «llegar al cielo» al lado de la mujer que ama.


Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas