Todas nos miramos el cabello frente al espejo y nos viene a la mente un pensamiento recurrente; «Algo no encaja aquí». Todas nos hemos enfrentado alguna vez con el deseo de renovar nuestra imagen, cambiarlo todo por completo y ser una mujer distinta.

Quizás piensas que un corte de cabello es lo ideal pero ¿Y si no es necesario?

A veces la madre naturaleza nos juega una mala pasada y nos otorga rasgos que no combinan, como un tono de piel que desentone con tu cabello, esto puede convertirse en un auténtico problema.

  • Es hora de estudiarnos.cabello-negro

Según el color de tu piel algunos colores te favorecerán más que otros.  Prueba con el castaño cobrizo, el rubios claro o los dorados si tienes un tono de piel muy claro, incluso puedes arriesgarte con los tonos rojizos si estás liberada de un bronceado tropical.

Si tu piel es oscura puedes intentar con castaños, caobas o berenjenas, siempre procurando que los cambios no sean tan agresivos. Mientras mayor sea el contraste entre el tono de piel y el color del cabello, más resaltaran las facciones de tu rostro, esto puede llegar a alterar tu forma física de forma negativa.

Recuerda que los colores oscuros endurecen tus facciones haciéndote ver más elegante y sobria, mientras que los colores claros harán que te veas más joven y aniñada.

Las cejas juegan un rol muy importante en nuestra forma de combinar el color de la piel, nunca pueden ser más oscura que tu color de cabello pues se verán antinaturales y de mentira, procura aclararlas u oscurecerlas solo si es necesario para que vayan acorde con el tono que hayas escogido.

Si tus ojos son los protagonistas con colores azules y/o verdes lo mejor será que te arriesgues con algún rubio que te guste y si son marrones o negros te verás favorecida con algunos reflejos, tonos chocolates o negro intenso.cabello-rubio

También puedes inspirarte en los looks de las famosas. Anne Hathaway, por ejemplo, siempre se ha destacado por su cabello y ojos oscuros en contraste con su piel clara.

Beyonce luce tonos rubios o castaños pese a su piel canela. Jennifer Aniston jamás ha abandonado el rubio así como tampoco su bronceado. Emma Stone se apodero del rojo aunque su color natural sea rubio.

Es cuestión saber combinar lo que te siente mejor ¡Con tu forma de ser! Más allá de reglas, es cuestión de actitud. 

Lee también

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!