El peor temor de los seguidores de El señor de los cielos se hizo realidad al ver cómo la producción decidió poner en coma a Aurelio Casillas ante los problemas de salud de Rafael Amaya y que pusieron en peligro la continuidad de la serie.

Rafael Amaya pudo recuperarse de la extraña enfermedad que contrajo mientras realizaba unas escenas para la serie en unas cuevas de Estambul, Turquía.

Pese a que Telemundo confirmó que el actor volvió al set de grabación, las semanas que estuvo delicado fueron suficientes como para que la producción tomara la decisión de enviar a su personaje a un coma y así evitar más retrasos en las grabaciones.

Esta es la única explicación lógica para que el gran Aurelio Casillas esté temporalmente fuera de acción en la serie, una decisión arriesgada que tiene molestos a muchos de los seguidores de El señor de los cielos’.

Rafael Amaya contrajo histoplasmosis, una rara enfermedad que afecta a los humanos, además de animales carnívoros y a los caballos, es decir, una enfermedad hecha para tumbar en una cama al propio Aurelio Casillas.

Rafael Amaya
Rafael Amaya es El señor de los cielos.

Esto si el protagonista de la serie fuera inmonocompetente a las espora asexual inmóvil de los hongos que portan la Histoplasma capsulatum, es decir, que perteneciera a ese porcentaje de la población que puede inhalar heces de murciélagos y no presentar ningún síntoma a la enfermedad.

Por el contrario, nuestro intérprete de Aurelio Casillas, asesino y escurridizo narcotraficante, dueño y señor de los cielos resultó ser inmunodeficiente, razón por la cual sufrió un cuadro parecido al de una neumonía con fiebre.

Afortunadamente el cuadro de salud del actor no se complicó al punto de lidiar con un shock séptico o un fallo renal, complicaciones propias de esta rara enfermedad capaz de llevar a la muerte a 2 de cada 10 personas que la padecen.


Relacionados:

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!