¿Quieres endulzarte la tarde? Prueba estas sencillas recetas con leche condensada, esas calorías extra las quemas después en el gimnasio. ¡Consiéntete!


Nos encanta preparar recetas con leche condensada. Su sabor es único y siempre nos trae bonitos recuerdos, hoy te traemos tres recetas para que disfrutes al máximo toda su dulzura.

El clásico arroz con lecheRecetas con leche condensada

Seguro tu abuela lo preparaba, pero ninguna versión es tan fácil y deliciosa como esta.

Necesitarás:

1 naranja
1 taza de arroz blanco de grano largo
2 tazas de agua
3 tazas de leche descremada
1 lata de leche condensada
1 cucharadita de extracto de vainilla
Pizca de sal
2 palitos de canela

Primero, pela la cáscara de la naranja, luego pon el arroz y el agua en una olla mediana a fuego medio. Cuando hierva, mantén un hervor suave por 5 minutos. En este momento debes incorporar el arroz, la leche, la leche condensada, la vainilla, la sal, la cáscara de naranja y las ramitas de canela. Deja que se cocine, moviendo ocasionalmente, durante 40 a 45 minutos. Retira del fuego y déjalo enfriar. Antes de servir o almacenar, retira la cáscara de naranja y la canela.

Puedes servirlo frío o caliente en tazones y decorarlo con canela molida fresca.


Pastel Tres Leches

Recetas con leche condensadaEs rico, es dulce, se derrite en tu boca… ¡Y te hará lucirte con tus invitados!

Para el pastel:
6 huevos (separados)
1/2 taza de azúcar granulada
1 taza de harina para todo uso, cernida
Para la crema:
1 lata de leche condensada
1 taza de crema espesa para batir
2/3 taza de leche evaporada
1/4 taza de brandy
1 cucharadita de extracto de vainilla
Para la cubierta:
1 taza de crema espesa para batir
2 cucharadas de azúcar granulada
1/2 cucharadita de extracto de vainilla


Lo primero es medir todos tus ingredientes y tenerlos a la mano, luego precalientas el horno a 375° F o 190 °C. Engrasa y enharina un molde para pasteles de 9 pulgadas. En un bol grande, bate las claras y 1/4 taza de azúcar a punto de nieve; en otro bol mezcla las yemas y el azúcar restante, bate hasta obtener un color amarillo claro. Incorpora la mezcla de yemas, la mezcla de claras y la harina con un movimiento envolvente. Vierte en el molde y hornea tu pastel, de 15 a 20 minutos o hasta que esté ligeramente dorado y un palillo salga limpio después de insertarlo en el centro. Cuando lo saques del horno, colócalo sobre una rejilla para que se enfríe.

Aparte, combina la leche condensada, la crema, la leche evaporada, el brandy y el extracto de vainilla en un bol mediano; mezcla bien. Ahora con un palillo perfora la superficie del pastel y báñalo con dos tazas de esta crema, déjalo reposar para que la absorba.

Mientras tanto, bate en un tazón pequeño, la crema, el azúcar y el extracto de vainilla a punto de nieve. Con esta mezcla, cubre tu pastel y refrigéralo, puedes decorar con canela molida.

 

Mini-postrecitos de limón y galletasRecetas con leche condensada

Si quieres lucirte con un postre sencillo y sabroso, estos vasitos harán la magia.

Necesitas:

1 taza de crema de leche
1 lata de leche condensada
4 limones grandes (exprimidos)
200 g de galletas dulces trituradas
12 vasos pequeños

Alista todos tus ingredientes, bate en un bol la crema de leche con la leche condensada, hasta lograr una mezcla homogénea. Añade el jugo de tus limones, sin parar de batir ya que se puede cortar la preparación, lo que se busca es espesar un poco la mezcla. En los vasos pequeños pon una cucharadita de las galletas trituradas y acomodalas bien. Sobre estas, agrega tu mezcla de limón hasta la mitad del vaso, haz capas hasta completar el vaso. Refrigera tus vasitos durante tres horas y antes de servir, decóralos con ralladura de limón.

¡Listo! Tres recetas con leche condensada deliciosas y fáciles de preparar para cualquier ocasión.

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas