Un rayo deja a oscuras y casi sordos a los habitantes de una isla en Portugal

Una descarga eléctrica afectó al sistema de la Central Térmica de Victoria situada en la capital de Madeira.

El terror se apoderó de los habitantes de Madeira este sábado 27 de marzo, debido a un apagón general, ocasionado por el temporal que afectó el archipiélago desde el principio del día.

Una fuerte descarga eléctrica ocasionada por un rayo que se hizo sentir en todo el archipiélago, dejó a todos aterrorizados en medio de la tormenta.

El apagón se produjo aproximadamente a las 20:45 horas y también afectó a Funchal, en un momento en que la costa sur y las regiones montañosas de la isla de Madeira, se encuentran bajo aviso rojo por lluvias y tormentas eléctricas.

El corte general de electricidad también afectó a las telecomunicaciones en la isla, por lo que los ciudadanos no podían comunicarse y dar anuncios de alarma.

El Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera, mantiene ahora el archipiélago bajo aviso naranja y amarillo a Porto Santo hasta las 12:00 horas del domingo.

En algunos sectores se reportó caída de granizo y tormentas eléctricas. En Funchal, dos familias, un total de siete personas, fueron reubicadas debido a las condiciones de habitabilidad de dos casas inundadas.

Afectados narran su experiencia

En medio de la desesperación por la tormenta, las inundaciones, una crisis generada por la pandemia y las restricciones de circulación, los ciudadanos de toda Madeira vivieron horas de intenso terror.

Fatima Silva vive en la Avenida do Infante en Funchal y explicó a Vida Moderna que todo el sector se inundó y que los estacionamientos quedaron llenos de agua.

“Las imágenes son de terror, en medio de la oscuridad seguía lloviendo y ahora los carros están llenos de agua”, contó.

Asimismo, José Sequeira reportó que el Túnel da Cota 40, estaba totalmente inundado lo que impedía el paso a su destino.

Confiaron que en cualquier momento las autoridades iniciarán las labores para restituir la electricidad e intentar llevar un poco de calma a la comunidad.

Bomberos siguen trabajando en medio del desastre

Los dos cuerpos de bomberos del municipio -los Zapadores y los Voluntarios de Madeira- siguen participando en las operaciones de limpieza y señalización de las carreteras debido a la caída de piedras e inundaciones.

Vecinos reportaron que fueron tantos los llamados de socorro en medio del desastre, que los bomberos estaban colapsados y las lineas ocupadas.

Las fuertes lluvias registradas en las últimas horas, afectaron las operaciones en el aeropuerto internacional de Madeira, por lo que dos vuelos procedentes de Oporto ¿se desviaron a Porto Santo.