La mamá de Geraldine Bazán está casi segura de que Irina Baeva planeó separar a su hija de su expareja, Gabriel Soto, desde mucho antes de involucrarse con él.

Rosalba Ortiz, madre de Geraldine, hizo fuertes señalamientos en contra de la actual novia del padre de sus nietas, Irina Baeva, a quien responsabilizó del deterioro en la relación de Gabriel Soto y su hija.

Una nueva guerra se volvió a desatar entre Geraldine, Gabriel e Irina, ello después de que acusaran a la mexicana de intentar hacerle brujería a su exesposo, algo que negó categóricamente y aprovechó para recordar el daño que hizo la artista rusa a ella y a sus hijas.

Irina Baeva detrás del primer escándalo del matrimonio

En 2016 Geraldine y Gabriel estuvieron en la mirada pública, ello luego de que la revista TV Notas publicó una serie de fotografías en donde se podía ver al actor de ‘Mi Marido Tiene Más Familia’, junto a Marjorie de Sousa, con quien se le relacionó para la época.

Una publicación que persiguió a la expareja hasta hace poco, ya que en reiteradas oportunidades se dijo que el hijo de Marjorie era de Gabriel, lo que llevó a la venezolana a practicar una prueba de ADN al pequeñín.

En ese sentido, la mamá de Geraldine explicó que todo lo que ha sucedido entre su hija y Gabriel es responsabilidad de la actriz rusa. “Todo viene de una sola persona”, haciendo referencia a Irina.

Seguidamente recordó lo sucedido con Marjorie de Sousa: “Cuando pasó lo de Marjorie en Cancún, quién sabía para avisar a la prensa que iban a ir a tal hora a tal hotel”, aunque no nombró a la novia de su exyerno, se entendió que se refería a ella.

Un plan macabro que rindió frutos

Por otra parte, doña Rosalba aseguró que el plan de Irina siempre fue “provocar un quebrantamiento, tanto daño a través de esas publicaciones”.

Además, en su encuentro con los medios de comunicación la madre de la artista habló sobre la convivencia de sus nietas con Baeva, misma que dijo no sabían que existía.

“Fue sorpresiva, no tenía la idea de la existencia. Hoy me enteré (de la convivencia de Irina con sus hijas) porque vi unas fotos, pero si lo hacen, lo hacen a escondidas. La verdad es que lo hacen sin mi autorización”, expresó.

Sin embargo, Gabriel afirmó recientemente que entre él y Geraldine no existe ningún tiempo de rencilla: “No se necesita autorización de ninguna de las partes, ella también sube videos a YouTube y cosas así. No hay ninguna restricción de ninguna de las dos partes. Todo está respetado, no hay ningún acuerdo que se rompió”.

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas