lunes, febrero 26, 2024

Desodorante: Aprende a usarlo de forma correcta

Desodorante: para muchos usarlo no garantiza resultados satisfactorios. En casos extremos da miedo usar ciertas prendas de vestir o -incluso- realizar alguna actividad física porque aterroriza que se vea el exceso de sudoración o, lo que es peor, ese desafortunado mal olor.

Vida Moderna te lleva a conocer las causas de esos incómodos momentos que el sudor te hace pasar, seas tú la del problema o ese amigo por el que siempre estás haciendo preguntas incómodas para ayudarlo.

¿Por qué sudamos?

Antes que nada aclaremos que no hay nada de malo en transpirar. El sudor es una respuesta fisiológica para regular la temperatura de nuestro cuerpo, bien sea por factores externos como las altas temperaturas en el verano o por alguna actividad física o la fiebre. Por lo tanto no debes sentirte mal con tu cuerpo, por el contrario, lo que intenta es protegerte.

En la transpiración las glándulas sudoríparas liberan diversos componentes siendo el agua y el sodio los más abundantes (por eso el sudor es salado), sin embargo, dependiendo de la parte de nuestro cuerpo, el sudor viene acompañado de otras sustancias.

Como Evitar El Sudor En Las Axilas

Existen dos tipos de glándulas que propician la sudoracion.

Las primeras son lasglándulas sudoríparas ecrinas, que se encuentran en el rostro, las manos y la mayor parte del cuerpo. Estas son responsables de mantenernos frescos, sobre todo cuando ocurren cambios abruptos de temperatura en el cuerpo.

Las segundas son las glándulas sudoríparas apocrinas que se localizan en partes de nuestro cuerpo donde encontramos abundante vello, como la zona pélvica y las axilas. En esas partes del cuerpo el sudor va acompañado de otras sustancias que, junto a una combinación de factores, provocan el mal olor.

Cosas para tener en cuenta a la hora de solucionar este gran problema

  • Las axilas

El mal olor en las axilas no lo provoca el sudor, sino las bacterias que nacen a partir del tejido muerto de la piel. Los ácidos grasos y proteínas que acompañan el sudor en la transpiración, junto con el calor y la humedad constante en la zona, crean un efecto de fermentación que provoca ese olor tan desagradable. Es por eso que usamos desodorantes en las axilas y no en la frente, por ejemplo.

  • ¿Desodorante o Antitranspirante?

Aunque parezcan lo mismo, no lo son. Antes de saber cómo sacarle mejor provecho a los productos que tenemos a la mano, conozcamos las diferencias entre ellos.

El desodorante es un producto que impide el crecimiento de las bacterias responsables del mal olor. Estos productos vienen con aromas para disimular el olor en caso de que el efecto bactericida se vea afectado. Los antitranspirantes, en cambio, se encargan de bloquear las glándulas haciendo que no se produzca  sudor, el caldo de cultivo de las bacterias. Sencillo ¿No?mal-olor

Atendiendo estos criterios es importante saber qué tipo de solución necesitamos, para unas axilas con complejos de manantial,

lo ideal es un antitranspirante. Si la cantidad de sudor no es excesiva pero te preocupa el mal olor, el desodorante te viene mejor por su acción bactericida.

Lee bien la etiqueta antes de comprarlos. Ambos son eficientes en su propósito, incluso algunos desodorantes vienen con propiedades antitranspirantes o viceversa.

  • Pero, ¿cómo sacamos mejor provecho de uno o de otro?

Cuando nos bañamos solemos creer que mientras más rápido nos apliquemos el desodorante más protegidos estaremos del sudor y el mal olor. No es tan cierto como parece.

Antes de aplicar cualquier cosa en tus axilas debes secar bien la zona. No lo hagas con la misma toalla con la que te secas, porque la humedad al momento de aplicar el producto minimiza su efecto en el tiempo.

Utiliza el desodorante y/o antitranspirante preferiblemente antes de dormir, porque durante la noche tu cuerpo se encuentra en reposo y suda menos. La acción del antitranspirante será más efectiva en la medida en que tu axila tarde más en sudar después de la aplicación.

Si usas de forma correcta el antitranspirante en la noche, no hace falta que te laves las axilas en la mañana para volver a aplicar, ya que algunas marcas prometen hasta 24 horas de protección incluso si tu axila tiene contacto con el agua.

Al momento de aplicar cualquier producto en las axilas recuerda que si la zona no está limpia y seca, vas a tener un mal día, Si la irritación es el problema, existen productos especiales para pieles sensibles en cualquier supermercado y/o farmacia.

No permitas que tus axilas te hagan sentir incómoda, así que aplica estos consejos o coméntaselos a tu amigo introvertido que a veces no huele bien. Recuerda que para lucir bellas hay que estar saludables.


Más:

 

Lo último

Descubre más historias

¡La espera terminó! Mujer regresa y se impone sobre Vuelve a Mí – Te contamos

La segunda temporada de la serie turca se estrenó esta semana...

Así es el trágico final de la segunda temporada de Mujer ¿Muere la protagonista?

Tras el inconcluso final de la temporada uno transmitida por Univision,...

Cuándo se estrena la segunda temporada de Mujer en Estados Unidos

El drama turco llegó este 28 de agosto a su gran...

Publicidad