¡Viral! Nietos de Donald Trump bailan al ritmo de Despacito

Increíblemente el tema de Luis Fonsi y Daddy Yankee, se transformó en un fenómeno indetenible al cual se le unen cada vez más celebridades, en este caso parte de la familia del presidente de Estados Unidos





No bastó con transformarse en el tema más reproducido de la historia, no fue suficiente destronar a La Macarena, Despacito sigue demostrando que es un fenómeno indetenible que cada día gana más adeptos en el mundo, en esta oportunidad son los nietos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se unieron a la fiebre de la canción original de Luis Fonsi y Daddy Yankee.


Te puede interesar: Despacito se niega ser destronado y rompe nuevo récord


La hija del mandatario Ivanka Trump, capturó a sus pequeños Arabella y Joseph, bailando al ritmo de Despacito, los niños disfrutan cada acorde de la canción que se apoderó de este 2017. En un video publicado en su cuenta de Instagram, Ivanka escribió: “Nada mejor que una fiesta post trabajo”.

Los nietos de Donald Trump, se unen al gran grupo de celebridades que se han declarado fanáticos de Despacito, entre los que destacan: Jennifer López, Las hermanas Kardashian y hasta la ex de Luis Fonsi, Adamari López.

Una publicación compartida de Ivanka Trump (@ivankatrump) el

Sin embargo, no todo es miel y rosas para el tema del artista boricua ya que recientemente Malasia puso un alto a su reproducción en las emisoras locales. La decisión fue tomada por el gobierno del país, quienes alegaron que la canción está cargada de leguaje obsceno por lo que han recibido una gran cantidad de quejas.


No te puedes perder: Abuchean a Ivanka Trump en Berlín por defender a su padre-VIDEO


“Despacito no se difundirá por las emisoras estatales porque recibimos quejas. La letra de la canción no es apropiada para ser escuchada”, aseguró el ministro de Comunicación de Malasia, Salleh Said Keruak.

A pesar de esto el tema sigue sorprendiendo a todos y lucha por continuar en el sitial de honor de las principales emisoras del mundo, tanto su versión original como el remix con el canadiense Justin Bieber.