domingo, junio 16, 2024

Insólitas reacciones en la Boda Real con el Discurso del Obispo Michael Curry

El predicador Michael Curry, de la iglesia angelicana en Estados Unidos, provocó con su sermón las risas y miradas de desconciertos entre los miembros de la realeza. 

La Boda Real entre la ahora duquesa de Sussex, Meghan Markle y el príncipe Harry dejó algunas anécdotas que pasaran para la historia como que la novia es la primera descendiente afroamericana en ser parte de la Familia Real, pero también por contar en la ceremonia con un obispo de un origen similar que logró hacer reír a los presentes.

El Obispo Michael Curry hizo su intervención antes de que los novio se prometieran amor eterno ante los ojos de Dios y como ya se esperaba, declamó un sermón causó un furor en las redes sociales.

En su inusual discurso el reverendo habló sobre el poder del amor, la esclavitud e incluso citó a Martin Luther King Jr.

En una parte de su discurso se puede ver al príncipe William tratando de contener una carcajada cuando el reverendo habló sobre “como el fuego hacía posible enviar mensajes de textos y twittear”.

Boda Real

El príncipe William tratando de contener una carcajada.

Boda Real

El príncipe Carlos y la Duquesa de Cornualles no fueron indiferentes al discurso del reverendo.

Boda Real

David Beckham estaba muy divertido con las palabras del Obispo de Chicago.

Boda Real

George y Alma Clooney no podían creer lo que estaban escuchando.

Boda Real

La Duquesa de Cambridge tampoco fue indiferente al sermón.

Boda Real

Por supuesto que los novios no pudieron aguantar las risas.

Estas son algunas de las frases más enérgicas del reverendo Curry en la boda de los duques de Sussex

  • “Si no me creen, hubo algunos esclavos en el sur de Estados Unidos que explicaron el poder del amor”.
  • “El amor es tan fuerte como la muerte”
  • “La pobreza se convierta en historia… Cuando el amor es el camino, la Tierra es un santuario”.
  • “Hay mucho espacio para todos los hijos de Dios si realmente nos tratamos como si fuéramos realmente familiares”.

Ya para finalizar, el reverendo Curry admitió haberse extendido en su discurso y cerró con una frase que rompió el hielo en el hermetismo y la seriedad que durante siglos ha caracterizado las bodas reales.

“Con eso, debo sentarme, tenemos que casarlos”, dijo, para reírse con la multitud.


Relacionados:

Lo último

Descubre más historias

Publicidad