Lina Tejeiro demostró tener un carácter fuerte y manifestó opiniones que no cayeron bien a sus compañeros de Soldados 1.0.






En un capítulo que sorprendió no solo a sus compañeros del pelotón, sino también a los colombianos que veían en Lina Tejeiro el complemento necesario para seguir avanzando en la competencia de Soldados 1.0, la actriz decidió despojarse del uniforme militar y retomar su vida como civil, pues – aseguró – había llegado a su límite emocional.



“Desde el primer día que supe que iba a ser parte de Soldados 1.0, fui muy feliz, pues yo quería ser parte de un reality hace mucho tiempo, y este era el ideal para demostrarme muchas cosas”, cuenta Lina.

Durante el tiempo que estuvo formándose para ser un soldado multimisión, demostró ser una mujer de carácter fuerte, y en varias oportunidades se le vio refutando las decisiones de sus superiores.

Sin embargo, ella asegura que todo lo vivido le ayudó a mejorar como persona: “Para mí, tocar la campana me llenó de mucha satisfacción, muchas personas pueden decir que no tenía que hacerlo, pero yo ya sentía que era mi tiempo de cerrar el ciclo. Ya había cumplido mi misión personal y había llegado a mi límite. Estaba afectada emocionalmente y la decisión la tomé por mí y por mi felicidad que es lo más importante”, dijo en entrevista para el Canal RCN, que produce y transmite el reality show.



Para Lina, Soldados 1.0 le deja muchos recuerdos, no solo de haberse enfrentado físicamente a retos nuevos, sino también mental y emocionalmente, pues considera que el tiempo que estuvo viviendo como un soldado de nuestro país, le ayudó a conocerse más.

“Me reencontré conmigo misma, a pesar de que estaba acompaña de mis lanzas, realmente estaba alejada de mi familia, de mis cosas y eso me enseñó a valorar más la vida, a saber, dónde debo detenerme y hasta dónde puedo llegar. Fue una gran experiencia”, comentó.

Durante casi tres semanas, Lina Tejeiro estuvo en el grupo de famosos que recibían instrucción militar por parte de los representantes del Ejército Nacional, encargados de la formación de los Soldados 1.0.

Sin embargo, en un capítulo reciente, la actriz sorprendió a los comandantes, a sus compañeros y a los televidentes tocando la campana que la deja inmediatamente fuera de la Base Militar de Tolemaida.

En su paso por Soldados 1.0, Lina siempre se mostró muy afectada por no poder estar en constante contacto con su familia, sus amigos y su novio, el cantante Andy Rivera.

Además, para Lina era incómodo tener que cumplir las órdenes de los oficiales de entrenamiento, quienes en varias oportunidades le llamaron la atención por su actitud de rebeldía.

Algunos de los comentarios que Lina hizo durante su participación en el programa, denotan que la actriz no estaba dispuesta a someterse al rigor militar por mucho tiempo. “Yo soy actriz, no soy militar. Cada quien debe dedicarse a lo que es, y esto es muy duro”, dijo en una oportunidad.

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas