El actor Ferdinando Valencia rompió el silencio y habló abiertamente sobre cómo cree que su hijo llegó a las condiciones médicas que ocasionaron su muerte.

A poco más de un mes de la partida física del pequeño Dante, la herida de su muerte sigue latente en los corazones de sus papitos los actores Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman, quienes han buscado refugio en Tadeo, su otro bebé.

El actor recientemente rompió el silencio y habló por primera vez de la enfermedad que atacó a su hijo, misma a la cual no puedo sobrevivir y de la que responsabiliza al centro de salud en donde nacieron los niños.

Ferdinando Valencia señala a los responsables de la muerte de su bebé

El artista confesó que para él lo más seguro es que la bacteria que contrajo Dante salió del hospital, ya que resulta imposible que haya sucedido en su casa. 

«Estoy seguro que si la primera toma de decisiones hubiera sido diferente, el resto de nuestra historia hubiera sido diferente (…) Estaban muy bien, los tabuladores marcaban perfección para nuestros hijos, pero alguien dijo ‘Veo que uno está mal, vamos a darle oxígeno dos horas y después te lo regreso’. Es obvio que si el niño sale cinco días después del hospital y está con nosotros una semana, que fue la semana que más lo disfrutamos, la bacteria la pescó en el hospital», aseveró.

Las cosas podrían haber sido diferentes para Dante

Aunque no habló directamente de negligencia, Ferdinando considera que si su hijo hubiera sido tratado a tiempo o de una forma más eficaz, su historia habría sido otra y seguiría con vida.

“Pasan las dos horas y digo ‘¿Qué pasó? ¿dónde está mi hijo’; me dicen ‘Pues si ya le dimos dos horas (de oxígeno), ya te lo vamos a cobrar, vamos a dejarlo que pase la noche’ (…) En la búsqueda de sus propios intereses no sabían lo que estaban detonando en nuestras vidas porque es obvio que ellos no tenían una mala intención tal vez», agregó Valencia.

Además, Brenda Kellerman aseveró que durante los días en el que el bebito estuvo bajo terapia de oxigeno tras su nacimiento lo tuvieron sin alimentarlo. “No me lo alimentaron, duraron tres días sin alimentarlo”.

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas