El vocalista de Queen era abiertamente gay, sin embargo en su vida amó con locura a una mujer, Mary Austin, a la que dejó una millonaria herencia.

Freddie Mercury falleció en noviembre de 1991 a sus 45 años dejando una fortuna en manos de Mary Austin, la única mujer que amó como pareja y de la cual se separó en 1976 después de seis años de relación.

Aunque para el momento de su muerte el cantante vivía un idílico y secreto romance con Jim Hutton, la verdad es que los bienes de Mercury quedaron a cargo de Austin, quien a partir de entonces recibiría el 19% de los ingresos que generaría Queen.

¿Cómo es posible que la novia de Freddie Mercury siga recibiendo una fortuna después de 28 años ?

La respuesta está en la última película basada en la vida del cantante ‘Bohemian Rhapsody’, la cual además de ser un éxito en taquilla, también ha vuelto a generar ingresos por cada una de las canciones que la banda sigue vendiendo en plataformas como iTunes y Spotify.

Para el momento de su muerte, la fortuna de Mercury se calculó en 96 millones de dólares, la cual se repartió entre su ex novia (50%), sus padres, (25%) y su hermana (25%).

La hoy millonaria Mary Austin, de 67 años, sigue viviendo en Garden Lodge, la casa de Londres en la que falleció Mercury.

Según reveló el Daily Mail, la anciana recibió 40 millones libras (más de 50 millones de dólares) solo en ingresos por la película biográfica del cantante.


Más sobre famosos


Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas